Vigilante acabó con la vida de su expareja por negarse a volver con él

Sería el segundo caso de feminicidio que se presenta en la capital tolimense

La mujer de 44 años se encontraba en su casa, en el barrio Ricaute, al sur de Ibagué, cuando su exnovio decidió acabar con su vida. Vigilante acabó con la vida de su expareja por negarse a volver con él.

Sandra Lucero Ramírez Villamil sostuvo una relación sentimental con Diego Fernando Morales, hasta noviembre de 2018. Según el reporte entregado por las autoridades el hombre continúo acechando a la mujer meses después de su rompimiento; sin tener un efecto positivo.

Vigilante acabó con la vida de su expareja por negarse a volver con él:

Como consecuencia, Diego llegó mostrando señales de agresividad contra Sandra, lo que habría desatado una pelea en la vivienda de la mujer; que finalizó con la muerte su muerte por causa de un arma de fuego.

"Ellos habían terminado a finales del año pasado; él se va de la casa, pero seguía persuadiéndola para ver si continuaban con la relación. En esta ocasión él llegó en otra tónica, habló con ella y de un momento a otro le propinó un disparo en la cabeza", reveló el coronel Nicolás Carmen Aristizabál, comandante de la Policía Metropolitana de Ibagué.

No obstante, en medio de la discusión intervino un residente de la misma vivienda.

El hombre identificado como Robinson Vargas Forero, de 37 años, escuchó la pelea e intentó apaciguar la situación. Sin embargo, Diego Fernando respondió disparándole al hombre en la cabeza, por lo que permanece en cuidados intensivos.

"Él vivía en la casa donde habían varias habitaciones arrendadas, él al escuchar la pelea sale a mediar y en su reacción le ocasionaron en una herida en la cabeza. El pronóstico es reservado" afirmó el comandante de la Policía Metropolitana de Ibagué.

Luego de cometer el crimen, Diego Fernando huyó de la escena del crimen y posteriormente se comunicó con las autoridades para confesar lo ocurrido en la casa de Sandra Lucero y entregarse.

"Logramos tomar contacto telefónico con Diego Fernando Morales. Manifestó que él había cometido el hecho, igual hay testigos oculares del evento (…) Él trabajaba en una empresa de vigilancia, todavía nos falta hacer la verificación si esa arma corresponde a alguna compañía de seguridad", reveló Carmen Aristizabál.

Según RCN radio, el hombre será presentado ante un juez con función de control de garantías.

Te mostramos en video: