Voces inspiradoras del fútbol femenino: Catalina Usme y Natalia Gaitán

En entrevista con Publimetro nos contaron sobre los retos más importantes que debe superar este deporte.

El fútbol es uno de los deporte más lindos del mundo, la razón, ha logrado unir continentes con un solo fin. Y es que desde hace muchos años ese mismo que empezó siendo exclusivo para hombres, le ha abierto las puertas a las mujeres.

Sin embargo dichas puertas no han sido fáciles de cruzar, aunque la mujer en el fútbol ha visto como se han conseguido algunos retos en los últimos años, es claro que con los últimos acontecimientos deben seguir reclamando una mayor igualdad e importancia en el deporte en general.

En el marco del mes de la mujer Catalina Usme y Natalia Gaitán hicieron parte de un panel de Nike, allí llevaron un mensaje de empoderamienro femenino a niñas y jóvenes que se están encaminando en el deporte.

¿Cuándo descubrieron la pasión por el fútbol?

Catalina: Desde muy pequeña tengo una familia futbolera, nunca practiqué otro deporte siempre fue el fútbol. Y cuando yo tenía aproximadamente 12 años, decidí que quería jugar fútbol profesional pero mi mamá me decía que eso no existía, que el fútbol femenino no existía, sin embargo yo no le creía, sabía que en algún momento tenía que inventarse este deporte de manera profesional para mujeres en nuestro país.

Natalia: Yo también empecé esta pasión desde muy pequeña, es más, me acuerdo que desde los cinco años estaba con mi papá y mi hermano jugando al lado de la cancha donde ellos jugaban y aunque practiqué varios deportes como voleibol, baloncesto, tenis, natación, siempre de alguna forma volvía al fútbol. A los 11 años ingresé a un club femenino en Bogotá, que por cierto era el único de la época y allí di inicio a mi trayectoria.

¿Cuál es ese mensaje para las niñas y jóvenes para que entiendan que el fútbol no es un deporte exclusivo de hombres?

Catalina: Yo creo que con lo que hemos venido haciendo y con la lucha que estamos dando, esa es la mejor muestra de que esto no es para hombres y para mujeres, simplemente es un deporte que cualquier persona puede practicar. Entonces el mensaje para ellas es que hagan lo que quieran hacer, disfruten y amen lo que hacen, si es fútbol maravilloso y es algún otro deporte catalogado para hombres, no importa, si es su pasión, lo que las mueve y lo que la hace feliz, que lo hagan con todo el amor del mundo.

Natalia: Mi mensaje es parecido pues considero que en el fútbol femenino nos hemos venido abriendo camino que hoy en día las jugadoras que vienen detrás deben tener en cuenta, los sacrificios,  las luchas que hemos dado para que ellas tengan mejores oportunidades, el agradecimiento y el aprovechamiento de esas oportunidades al igual que tener una disciplina, la responsabilidad que se adquiere cuando con el fútbol o con cualquier deporte.

¿Cómo ven el futuro de las nuevas generaciones en el fútbol femenino?

Catalina: Soy demasiado optimista y veo un futuro maravilloso en cuanto a lo que puede pasar con el fútbol femenino; ese espacio que estamos abriendo estoy segura les está dando mejores oportunidades, condiciones por lo menos dignas para poder ejercer su profesión sin problema.

Sé que las generaciones que vienen detrás son muy buenas, he tenido la oportunidad de verlas y estoy segura que sin duda van a ser un reemplazo maravilloso, yo siempre digo que el alumno tiene que superar al maestro y ellas deben superar con creces lo que nosotras hemos hecho porque sé que van a tener esas posibilidades y esas condiciones dignas.

Natalia: El futuro va a ser increíble y muy bueno, creo que a partir de todo lo que hemos hecho se están abriendo muchas puertas. El talento en Colombia es inmenso, lo que es necesario es que ese talento se apoye en cualquier rincón del país, que exista una continuidad, que haya una preparación idónea para que podamos volver a lograr grandes triunfos en este deporte y en un futuro podamos ser potencia de Sudamérica y porque no, del mundo.

¿Qué es lo más difícil de ser futbolista?

Catalina: Los desafíos han sido bastantes, no solo a nivel deportivo sino a nivel social, esa es una lucha que da no solo el fútbol sino el deporte femenino en general. Considero que la discriminación no solo va al fútbol sino a la mujer en general en cualquier ámbito que se quiera involucrar, pienso que se va a pordebajear de alguna manera. La lucha para las generaciones que vienen es esa, es lograr mantener esa igualdad por la que todas estamos luchando y es igualdad de oportunidades que nosotras podamos tener las mismas condiciones de los hombres para mostrar lo talentosas que somos de poder dar los resultados que quieren ver, para seguir dándole alegrías al país.

Natalia: Lo más difícil es que este mundo históricamente ha sido dominado por hombres. A nosotras no solo como jugadoras, sino también las entrenadoras, árbitras, administración dentro del fútbol, nos deben dar la oportunidad para generar un cambio, yo creo de manera positiva para que cada vez tengamos más influencia sobre las decisiones, tengamos más presencia en todos los ámbitos y podamos llegar a tener una oportunidad de realizarnos en todos los aspectos.

¿Cuál ha sido el día más feliz en sus carreras?

Catalina: Muchos, todos los momentos históricos han sido sumamente importantes, la primera vez que clasificamos a un mundial, la primera clasificación a unos juegos olímpicos, eso es una huella que nunca se va a borrar, haber logrado todo eso sin tener buenas condiciones lo hace mucho más significativo. Ahora bien, a nivel personal los olímpicos de Río han sido mi momento cumbre.

Natalia: Es difícil escoger solo un momento pues tengo varios en mente, uno es el proceso tan bonito que hemos venido haciendo nosotras con la selección desde sub17, sub20, crecimos juntas jugando y eso fue muy bonito poder compartirlo con grandes jugadoras. Ganarle a Francia en el mundial y empatar con Estados Unidos en los olímpicos son otros grandes momentos de alegrías.

¿A qué equipo no le han ganado y quisieran hacerlo?

A Brasil, esa es una deuda que tenemos con nosotras mismas.

¿Cuál es el mayor apoyo que consideran aún hace falta para el fútbol femenino en Colombia?

Catalina: Hace falta mucho, lo importante es que se creen esas oportunidades de hacernos más visibles, que los procesos sean más continuos, es que si no hay continuidad no hay forma de obtener resultados en el tiempo, entonces considero que la visibilidad que le puedan dar al fútbol femenino es de las cosas más relevantes.

Siendo de la categoría de mayores, podría decir también que nos conocen los que están muy inmersos en este deporte, pero el resto no. Estas cosas pasan porque no se nos da la visibilidad necesaria, solamente se le da relevancia cuando es una nota “bomba” de resto no, pero eso no debería suceder, la importancia debe ser siempre al trabajo que hacemos, a la labor que desempeñamos con tanto amor y dedicación.

Natalia: Para mí es una mezcla de muchos factores, todos estamos involucrados aquí, todos somos protagonistas y también un poco culpables de no haber tenido una visibilidad como la hubiéramos querido. Medios de comunicación, nosotras mismas, entes privados, los colombianos que se hubieran acercado a la liga, que haya un interés común para el fútbol femenino.

¿Qué es el fútbol para ustedes?

Catalina: La vida, mi pasión, la motivación para levantarme todos los días, para ir a entrenar, para soñar que lo que hemos construido este equipo lo volvamos a construir juntas.

Natalia: Es una pasión muy grande que me ha dado muchas cosas, he podido estudiar, viajar, conocer lugares y personas gracias a él. Es algo con lo que estoy muy agradecida.