Las mujeres no necesitamos "toque de queda", necesitamos sentirnos seguras a cualquier hora

La violencia contra las mujeres continúa en aumento y las propuestas para erradicarla no parecen las más sensatas

Las protestas en las calles de la Ciudad de México y en las redes sociales contra la violencia de género que se vive en el país se han convertido en tema de todos los días. Ser mujer se ha convertido más en una cuestión de supervivencia ante una "cultura de violencia" que no se ha podido combatir y que cada vez va de mal en peor. 

Todos los días, las mujeres en todo el país son secuestradas, violadas, golpeadas y asesinadas. De acuerdo con las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en México se mata entre nueve y 10 mujeres al día y con un total anual de 3 mil 580 muertes violentas –de las que sólo 834 son investigadas como feminicidios–, el número de asesinatos contra mujeres perpetrados en 2018 subió a nivel nacional 9.41 por ciento, en comparación con 2017, cuando se reportaron 3 mil 272 casos y sólo 735 de estos se indagan como feminicidios. Ante esto, han surgido varias propuestas siendo el "toque de queda" una de las más cuestionables. 

El toque de queda no es un tema nuevo, se ha aplicado en todo el mundo desde tiempos de antaño y comúnmente se hace en situaciones de guerra o conmoción interna que vive un país o una ciudad. 

A principio de 2019, Ana Miriam Ferráez, diputada local de Veracruz por Movimiento Regeneración Nacional (Morena), propuso a las mujeres un “toque de queda”, como medida para evitar feminicidios. La idea sería que después de las 10 de la noche, las mujeres se quedaran en casa mientras se instauran las medidas pertinentes en un lapso de tres meses.

Ahora, Omar Trujillo Corona, regidor de Morelia, Michoacán, repitió la propuesta al asegurar que es buena idea que las mujeres estén en casa a la medianoche por cuestiones de seguridad. "Después de las 12 debe de estar ya en casa, yo creo", dijo.

Quedarse en casa y no salir de noche pareciera lo más sensato ante el acecho de todos esos malechores que nos acechan, listos para atacar pero no es la solución, no reduce el crimen y no acaba con esa "cultura de violencia" bajo la que vivimos. Los toques de queda proporcionan falsa comodidad y es dejar una venda en los ojos frente a lo que en verdad está pasando con la sociedad.

Lo que las mujeres necesitamos no es vivir confinadas ni sometidas a ciertas reglas para "asegurar nuestra vida" sino libertad para ir por las calles sin pensar que en cualquier esquina podemos ser atacadas, si volveremos o no a casa.

Además, generalizar que los ataques contra las mujeres tienen lugar en la noche resulta un grave error. Cuando se viralizó la oleada de "intentos de secuestro" en el metro, activistas realizaron un mapeo de las denuncias de intentos de secuestros de jóvenes y entre los principales hallazgos encontraron que los horarios de mayor incidencia son de 2 a 3 de la tarde y de 8 a 9 de la noche.  Entonces, "sugerir" que las mujeres no salgamos después de las 10 pm o 12 am no tiene mucho sentido y no es muy tranquilizador.

Ahora, ¿qué pasaría si fuese al revés y en vez de prohibir que las mujeres salgamos de noche, lo hicieran con los hombres? ¿Sería igual si cada hombre tuviera un toque de queda a las 9 pm; si tan pronto como cae la noche los hombres tengan que volver y quedarse en casa, y las mujeres puedan salir y hacer lo que quisieran en la noche?.

No, tampoco sería solución. Porque una violación contra los derechos humanos como lo es la violencia a las mujeres no se puede combatir con otra. Lo que se necesitan es comprender el fenómeno e imponer políticas que atiendan las verdaderas causas del problema.

Te recomendamos en video