Enfermedad del ciervo zombie y otras afecciones que podrían dañar a los humanos

No solo la enfermedad del ciervo zombie está poniendo en riesgo a los humanos.

La enfermedad del ciervo zombie tiene al mundo en alerta, especialmente en Estados Unidos y Canadá, donde se han descubierto casos de este extraño virus recientemente.

Esta peligrosa enfermedad está afectando a manadas de ciervos, alces y renos que los trastorna y convierte en una especie de zombies.

El centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), asegura que la enfermedad, conocida como caquexia crónica, produce pérdida de peso, falta de coordinación, deterioro físico, mirada perdida y agresividad en los animales.

Hasta ahora se han detectado 24 casos de esta enfermedad en Estados Unidos y dos en Canadá según ha reportado el CDC.

El The New York Post ha explicado que la caquexia crónica se transmite mediante proteínas en los fluidos corporales como heces, saliva, orina o sangre, y hace recorrer a los animales en patrones repetitivos y perder el miedo a los humanos.

El centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos teme un posible riesgo de contagio a humanos, aunque hasta ahora no se conoce ningún caso.

Sin embargo, también existen otras afecciones que ponen en riesgo la humanidad como la enfermedad de las vacas locas.

¿Qué es la enfermedad de las vacas locas?

También conocida como la encefalopatía enpongiforme bovina, es una enfermedad causada por priones (agente infeccioso formado por una proteína denominada priónica, capaz de formar agregados moleculares aberrantes), y puede transmitirse a los seres humanos a través del consumo de partes de animales infectados, sobre todo tejidos nerviosos.

Esta enfermedad, al igual que la del ciervo zombie, representa un gran problema de salud pública.

Síntomas en los animales

Algunos bovinos con esta afección presentan cambios en el comportamiento, temblores e hiperreactividad ante algunos estímulos.

Los cambios de comportamiento pueden incluir agresión, ansiedad relacionada con ciertas situaciones, nerviosismo, y cambio general en el temperamento.

También incluye una pérdida de peso, disminución de la producción de leche, infecciones del oído y rechinamiento de los dientes por el dolor.

Síntomas en humanos

Las personas con esta enfermedad presentan cambios de personalidad, movimientos musculares involuntarios, demencia y hasta convulsiones.

La enfermedad de las vacas locas ha afectado en su mayoría a adultos, aunque se han conocido algunos casos en jóvenes.

No existe ningún tratamiento para tratar la enfermedad de la vaca loca hasta los momentos. Sin embargo, se están realizando estudios para dar con un tratamiento.

Te recomendamos en video