"¿Le darán comida, cierto?": La dramática petición de Luli tras entregar a su hijo a los gendarmes

La modelo trató de mantener la calma pero se quebró y comenzó a llorar cuando vio entrar a su hijo escoltado y con las esposas puestas.

Un pésimo empezar de año es el que por estos días vive Nicole “Luli” Moreno. Y es que la detención de su hijo, a estas alturas, ya es una noticia de relevancia nacional.

Recordemos que F.T.M, de 17 años, estuvo involucrado en un “homicidio simple frustrado”, según dictó la justicia. Esto, luego de que junto a otros dos sujetos participara en el baleo a un menor de edad. El herido, domiciliado en Las Condes, aún se mantiene en riesgo vital.

Según se estableció, el hijo de Moreno no habría disparado, pero sí existen audios que lo vinculan con el delito. Por esta razón el menor arriesgaría al menos 3 años y un día privado de libertad.

Mientras se establece su grado de involucración en el delito, el fiscal a cargo del caso, Omar Mérida, pidió que el menor sea internado de manera provisoria en un centro del Sename. La solicitud fue acogida por el Cuarto Juzgado de Garantía pues la entidad determinó que el hijo de Luli sí representa un peligro para la sociedad.

Luli se derrumbó

Oculta tras unos grandes lentes de sol, Luli colapsó en medio de su gran drama familiar. Tras llorar durante largos minutos, la modelo dejó de lado su faceta de rostro televisivo para hablarle a los gendarmes que cuidarían a su hijo.

Cerca de las 14 horas, Moreno se acercó al personal de gendarmería para consultar por las condiciones en las que estará su hijo durante los próximos 100 días.

Y es que tras esclarecer que F.T.M sería recluido en el centro cerrado el Sename de Graneros, Luli intentó entregarle ropa o alimentos, pero ya era tarde. “¿Le darán comida, cierto? ¿Va a tener una cama o dormirá en el suelo?”, le habría preguntado a los gendarmes sin recibir respuesta, según consigna el diario La Cuarta.

Luego, cigarro en mano, se retiró en su auto del Centro de Justicia.

Te recomendamos en video: