“Lola Vendetta ha logrado dar voz a muchos temas a los que las mujeres les tenían miedo”

Hablamos con Raquel Riba- Rossy, creadora de “Lola Vendetta” y una de las ilustradoras más populares de Iberoamérica en temas de feminismo moderno.

“Lola Vendetta” es una mujer como cualquier otra, pero hace lo que muchas quisieran: no tener una vida de “mujer trofeo” , sino cortar cabezas de temas que la fastidian y que a miles de mujeres también. Ser dependiente de un hombre, el mansplaining, el hecho de que tengas que ser de cierta manera (en este siglo, todavía) para complacer. De esta manera, su creadora, Raquel Riba- Rosi, ha logrado con Lola conectar a muchas mujeres actuales con sus problemas, dilemas y cuestionamientos sobre género, machismo y sobre sus prioridades. Con más de 300 mil seguidores en Instagram, su personaje se ha hecho bastante popular y en su libro “Más vale Lola que mal acompañada”, “Lola” trata con crudeza, ingenio y mucha empatía temas como el empoderamiento, la dependencia emocional y también los problemas con el propio cuerpo. METRO habló con ella sobre cómo creó al personaje y sobre el feminismo moderno.

¿De donde sale Lola Vendetta?

El nombre es porque Lola siempre me ha gustado, me ha inspirado algo flamenco, español y eso me fascina. Y “vendetta” significa venganza en italiano, porque este personaje, mucho antes de definirse como feminista, se vengaba de cosas que le incomodaban. Y resulta que estas cosas que le incomodaban coincidían con lo que estaba pidiendo el feminismo, pero yo no lo sabía. Entonces, le puse “Vendetta” por eso. Por venganza. Vendetta con V de Vagina.

Recuerda un poco a Beatrix Kiddo, de “Kill Bill”, atacando con su katana a diestra y siniestra.

Claro. Usa el recurso de la violencia, que al final ha sido una reflexión personal grande para mí: “Un momento, ¿intentas combinar violencia con violencia?”. Y he tenido que montar un discurso detrás bastante potente y cuestionarme a mí misma sobre qué me pasa a mí por dentro para llegar a este recurso. Entonces, he tenido que dar giros ingeniosos al personaje para que no solo cortara cabezas por cortar cabezas.

Pero la crudeza es parte del encanto de Lola Vendetta. ¿De dónde viene?

Bueno, porque siempre he sido bastante directa hablando y a mí me daba la sensación de que mis amigas y demás han sido prudentes al respecto. Y veía a familiares y conocidos hombres de negocios que han logrado mucho en la vida hablando con seguridad y sin miedo a meter la pata hasta el fondo. Pero a la mujer la ha programado la sociedad para cuestionar el tono, qué es lo que vas a decir y demás. Yo cuestioné eso.   A veces incluso tenemos el mismo conocimiento o más. Entonces, yo dije: pues hablaré de la manera más directa posible. Fue bastante inconsciente al principio, porque era mi rebeldía, ante esa sensación de “¿por qué no estoy hablando así?”.

Lola es feminista totalmente. ¿Cómo llegaste al feminismo?

Salió de incomodidad. De la sensación de que estoy en un mundo en el que todo no me cuadra y en el que me cuestiono cosas y poniéndolas en un dibujo y me di cuenta de que hablaba de feminismo. Eso vino después. Uno se encuentra con el feminismo, pero no dice “hoy voy a empezar a hablar de feminismo,” sino que te tropiezas con él. Es por necesidad de entender qué es lo que te está pasando, porque hay cosas que no te cuadran, por qué te cuesta tanto tener una identidad con la que te sientas bien y por qué el mundo no te acompaña con eso.

Para ti, ¿que es feminismo?

Empezar a tomar totalmente responsabilidad de mi existencia. Y dejar de pensar que todo me sucede, sino empezar a entenderme a mí, en la sociedad, como agente activo de cambio. De eso que a mí no me gusta, yo puedo hacer algo para cambiarlo. No me gusta el acoso callejero, no me sentía cómoda con sentir -al principio de escribir este libro- tantas dependencias emocionales. Entonces me pregunté por qué pasa eso. Buscar el por qué y cómo cambiarlo para que no les suceda a mis hermanas pequeñas y con eso, a tantas otras mujeres. Intentar traducir algo tan complejo, como es lo que nos sucede en el mundo, a través de los dibujos, como un Caballo de Troya: en apariencia y al comienzo es algo inocente, pero lleva un contenido grueso.

 “Lo que he logrado con Lola Vendetta es dar voz al silencio de muchas mujeres. Dar voz a esos temas que eran tabú y y que daban asco."

 

¿Por qué el personaje ha tenido tanto éxito?

Porque sintoniza con una emoción que en el mundo femenino se nos ha reprimido mucho, que es la rabia. Una mujer puede tener miedo y estar triste, pero estar rabiosa no. Hulk es un superhéroe, Hulk puede estar rabioso, pero una mujer rabiosa es una mujer histérica. Entonces yo creo que conectamos con ese sentimiento porque lo llevamos muy dentro. O sea, que si conseguimos leerlo bien, detrás tenemos un montón de mensajes. Pero si lo castras, enferma. Pero andábamos todas enfermas por cargar esa rabia que no se ha podido expresar en el mundo femenino, pero una vez que la dejas salir, y que corre libre por el campo, detrás salen un montón de cosas de las que puedes aprender mucho. Tus problemas familiares, las exigencias con el cuerpo, pero primero tienes que bajar el volumen, bajar ese ruido, que es la rabia.

Para muchas mujeres, sobre todo en Latinoamérica, la madre representa un punto fundamental. La tuya es peculiar. ¿Cómo fue construirla?

La crianza de mi mamá tuvo características particulares. Es artista, era la rebelde de su casa, quería ser feminista, pero la vida le dio un golpe que la sentó y se tuvo que quedar como mamá. Fue muy duro, porque su segundo hijo, mi hermano Guille, nació muy enfermo y tuvo que cuidar de él. Tuvo que renunciar involuntariamente a todos sus objetivos de vida profesionales y demás. Entonces, para mí fuerte ver a una mujer tan talentosa, que guardaba los dibujos de casa, porque no tenía tiempo ni conocimientos para hacerlos y venderlos. De ahí que la construcción de esa madre no perfecta (no quería poner una madre jodona porque sí), fue algo que uno llegara a comprender. En el segundo libro se entiende mejor al personaje. Por qué es tan seca, áspera, qué le ha pasado para que sea así. Y dar el foco sobre la maternidad, que no es necesariamente tan bonita. Eso no significa que una madre no se sienta feliz y agradecida de ser madre, pero cuando te toca es muy complicado. Y está bien poner voz a esas realidades, que al final no todo es tan perfecto. Y cada quien tiene su camino. Quería mostrar a esa mamá que pudo ser muy tóxica sin darse cuenta. Y que uno lograra amarlo y dejar de juzgarlo.

View this post on Instagram

“Decidir” + “Escuchar”

A post shared by Lola Vendetta (@lola.vendetta) on

¿ Como fue crear una voz para que fuera única en medio de tantas ilustraciones hablando de lo mismo?

Dibujo desde siempre, de toda la vida. En casa mi mamá me forró una pared y pintaba como loca. Pero el personaje en concreto empezó hace cuatro años. Pero el haber vivido tantas cosas hace que el personaje se así. Que puedes haber tenido la grandísima suerte de familia equilibrada, pero no sale un personaje con tantos matices. Uno ha tenido que morder el polvo para entender ese tipo de personajes. Y cualquiera que haya escrito esos personajes, ha vivido como ellos en algún momento.

“Lola sintoniza con una emoción que en el mundo femenino se nos ha reprimido mucho, que es la rabia. Una mujer puede tener miedo y estar triste, pero estar rabiosa no. Hulk es un superhéroe, Hulk puede estar rabioso, pero una mujer rabiosa es una mujer histérica.”

Otro tema que tratas con honestidad es el empoderamiento. ¿Cómo fue eso?

Es verdad que al principio empiezas desde fuera. Así fue mi camino. “Me quiero, me amo tal y como soy”. Sí, pero ¿qué? ¿Eso qué implica? Y en un momento dado me dí cuenta, leyendo libros y juntando opiniones de otros autores, que yo me estaba maltratando también, sola en mi cabeza. Me repetía constantemente “te ves fea en esta foto”, etc. Y me daba duro a mí misma. Y lo que pasa con eso, mas con lo que llega de fuera, es dolorosísimo, porque te confirma los insultos que te das a ti misma. Porque si yo me amo y viene una persona de fuera y me dice que soy fea, no me lo creo. Pero si alguien me dice que soy fea y lo siento así, ahí es donde sale el dolor. Entonces, lo que hice con Lola y conmigo fue dejar de descalificarme en todos los niveles.

¿Cuáles crees que son los principales males de las mujeres hoy en día?

Yo creo que el principal mal que se está empezando a romper es la falta de comunicación. Es decir, la sensación de que hay temas de los que no se puede hablar. Y también la falta de espacios seguros para nosotras para hablar de eso. No importa que tema sea, pero si dispusiéramos del espacio de seguridad ( un círculo de mujeres, por ejemplo, de lo que puedo hablar de lo que me ha pasado y pasa), podríamos abrir la realidad a otras personas y que hay una red. Pero nos hemos desconectado durante un montón de años, porque la manera de vivir nos ha forzado a estar en esta situación. Y estamos trazando estas conexiones entre mujeres. Esa cosa de “brujas” que no es tan así, sino de conexión. De red, tribu, familia.

View this post on Instagram

Si es amor es libre, sino no es amor.

A post shared by Lola Vendetta (@lola.vendetta) on

¿Qué crees que has logrado con Lola Vendetta?

Lo que he logrado con Lola Vendetta es dar voz al silencio de muchas mujeres. Dar voz a esos temas que eran tabú y y que daban asco.

TE RECOMENDAMOS EN VIDEO