Viña 2019: ¿Quiénes son los grandes ausentes en la parrilla del Festival?

Artistas que tuvieron los hits del año o que agotaron conciertos en Chile no fueron considerados por la producción artística del certamen.

Ayer se dieron a conocer los “platos fuertes” que tendrá la próxima edición del Festival de Viña del Mar, evento que en febrero próximo celebrará sus 60 años de vida. Y aunque la ocasión ameritaba una parrilla de artistas de lujo, los nombres anunciados por la alcaldesa Virginia Reginato no dejaron a todos muy contentos y el rechazo se hizo sentir en redes sociales.

Cantantes repetidos que carecen de grandes éxitos en la actualidad son los “cabeza de cartel”, en desmedro de músicos que lideran los rankings de este año y han agotado sus conciertos en suelo nacional con semanas de anticipación.

Ese es el caso de Ozuna, por ejemplo. Siguiendo con la lógica de tener sobre el escenario de la Quinta Vergara a los números de reggaeton más populares del año, como ocurrió con J Balvin, Maluma, y Zion y Lennox, este artista oriundo de Puerto Rico debería haber inscrito su nombre en Viña 2019 por el solo hecho de ser el extranjero más escuchados en Chile durante 2018, según información entregada por Spotify. Su álbum “Aura” encabeza el ranking de los discos más escuchados en dicha aplicación, mientras que su producción “Odisea” destaca en el tercer puesto. Así las cosas, tenía más que ganada su presencia en el llamado “festival de los festivales”…, pero la producción artística, en manos de T4F Bizarro, no pensó lo mismo.

Ozuna

Un caso similar son los chicos de SantaFeria, quienes lideran el listado de los chilenos más escuchados en Spotify este año, por sobre Camila Gallardo (que ocupa el segundo puesto) que sí estará en el certamen. Su canción “El gil de tu ex” es la número uno del ranking de los temas nacionales del año, y cuentan con 3 canciones más entre los 20 más escuchados en la aplicación. Como si esto fuera poco, tuvieron una exitosa participación en la última versión del Festival del Huaso de Olmué, demostrando en escena y ante un público que llegó en masa a verlos en El Patagual que estaban listos para este tipo de eventos. ¿Por qué, entonces, no fueron considerados?

SantaFeria

La italiana Laura Pausini, en tanto, será uno de los grandes nombres que penará en la Quinta. Con una larga lista de éxitos a su haber, con su disco “Hazte sentir” sonando fuerte en varias partes del globo -gracias a hits como “Nadie ha dicho” que suena en su versión original y en remix con Gente de Zona- y con una gira mundial que agota conciertos con anticipación (en Chile se acabaron las entradas de su show un mes antes de su visita), tenía méritos de sobra para celebrar sus 25 años de carrera musical en el Festival de Viña. Y ella quería estar.

Al cierre de su show en el Movistar Arena, tomó el micrófono para enviarle públicamente un mensaje a los organizadores del certamen y asegurarles que esperaba su llamado, que quería volver a la Ciudad Jardín y quería ser parte de esta fiesta de la música. Pero sus ganas y exitoso currículo no fueron suficientes, y quedó fuera luego que la producción prefiriera a Marco Antonio Solís y David Bisbal.

Los colombianos de Piso 21, cuya canción “Déjala que vuelva” es la quinta más escuchada en Chile este año y su álbum “Ubuntu” figura en el octavo lugar del ranking de álbumes que más suenan en Spotify, parecían tener un lugar ganado en Viña 2019 tras su aplaudida presentación en la Fiesta de la Independencia de Talca, donde sus temas “Besándote”, “Me llamas” y “La vida sin ti” fueron coreados por más de 100 mil personas. Sin embargo, ni siquiera estuvieron considerados tentativamente por la producción artística encabezada por Alfredo Alonso, quien con T4F Bizarro representaba sus contrataciones para Chile hasta mediados de este año, cuando el grupo decidió emigrar a otra productora. ¿Habrá sido esa determinación la que los alejó del Festival? Cabe mencionar que Pausini también fue representada, en el pasado, por la productora de Alonso y se fue a otra compañía para su última gira.

Piso 21

Caso aparte es Luis Miguel, quien estará cantando en el país los días previos al certamen viñamarino bajo la producción de T4F Bizarro, que sí pudo cerrarlo para Santiago y no para el “festival de los festivales”. La alcaldesa Virginia Reginato explicó ayer que no pudieron contar con el “Sol” por temas de agenda, pero al revisar las fechas de su gira es evidente que tiempo para decir “presente” en la Quinta Vergara sí tenía. ¿Qué pasó entonces? Habrá que esperar qué dice el propio LuisMi en su próxima visita.

Finalmente, Reginato ya aseguró que este año no habrá número anglo, y eso sin duda hace ruido ya que tener a Sting, Elton John y Rod Stewart en Viña le dio un plus más que significativo al certamen que en sus 60 años debería haber tirado la casa por la ventana.

Te recomendamos: