Vivan y dejen vivir: Sara Uribe no "amarró" a nadie

¿En serio su mayor problema es que una presentadora tenga un hijo con su pareja?

Por Luz Lancheros, @luxandlan

Hay famosos que viven de lo que se diga de ellos. Bueno, que esa es la gracia: que hablen de tí para ser recordado. Ya depende de qué hablen. Pero como dice el dicho, que hablen bien, mal de tí, pero que hablen. Es válido cuestionar eso, más en un mundo como el de la farándula. Pero lo de Sara Uribe está tomando tintes ridículos.

Bueno, sabemos que ella ha hecho de su vida privada (en algunos aspectos), algo público. Que es presentadora y que genera más titulares por todo lo que hizo con su examiga y su actual pareja. Que todo lo que publica en Instagram, así sea limpiar el piso, es noticia. Pero, ¿en serio no tienen otra cosa mejor de la qué preocuparse? Pues no, porque al parecer, con tanta universidad cayéndose, con dos muertos en un caso de corrupción y con un presidente que es un desastre, la presentadora es TT. Por "amarrar" a su pareja, Fredy Guarín, con un embarazo.

Tengo serios conflictos con esto. El primero: que en Colombia hay mucha gente metida – demasiado, hasta el hartazgo- en las vidas ajenas. Gente que se preocupa y comenta de manera destructiva y prejuiciosa sobre lo que hacen otros. No con Sara Uribe, con todas las famosas. Que si Jessica Cediel tiene un escote, entonces es una prostituta (¿por qué tiene que ser una prostituta?). Que si Carolina Soto se gasta el dinero como quiere, entonces es una despilfarradora inconsciente. O que si Carolina Cruz aparece con publicidad con su bebé, "explota" al niño. En serio, ¿nada mejor tienen que hacer que husmear en las vidas de otros? ¿No sería mejor aprovechar ese tiempo para ustedes, al estar al tanto de sus vidas, de su trabajo, de sus aficiones?

En Colombia hay mucha gente metida – demasiado, hasta el hartazgo- en las vidas ajenas. Gente que se preocupa y comenta de manera destructiva y prejuiciosa sobre lo que hacen otros. 

Pero mi segundo conflicto es peor: esa idea de "amarrar". Que Sara Uribe tiene que embarazarse para darse "su lugar de señora". Porque claro, nadie nunca en la vida ha tenido un hijo con su pareja en unión libre, nadie nunca en la vida ha hecho lo que ha hecho ella y él, nadie nunca ha metido cachos o nadie nunca ha pasado lo que ellos. Ella sigue siendo "una zorra", pero Guarín es el tipo inocente que deja que una mujer "mala y artera" lo enrede y la embaraza porque es un idiota. El conflicto machista, de cuento medieval sigue presente, donde la mujer mala y el hombre inocente son los protagonistas y ajá, este no tiene la culpa de nada. Bueno, ¿no que se juntaron ellos dos? El hijo también es de los dos. Y son pareja, SON DOS. No todo tiene que recaer sobre Sara Uribe aquí. Y ese "lugar de señora" (en ese maniqueísmo horrible de amante/ señora) es más anacrónico que una izada de bandera: como si las señoras no metieran cachos, no se fugaran con otros. Como si fueran santas intocables.

Vivan y dejen vivir, por una vez en su vida. Hay gente más interesante para seguir, hay cosas más interesantes por las qué preocuparse (en serio, HAY COSAS PEORES QUE ESTÁN PASANDO ACÁ, WAKE UP) . Y hay maneras menos prejuiciosas y machistas para juzgar cosas que pasan todos los días. Uribe y Guarín no son los únicos ni los primeros. Ellos tienen una vida, al menos.

TE RECOMENDAMOS EN VIDEO