¡Desgarrador! Madre conservó el cuerpo diminuto de su bebé para sepultarlo en un jardín

La pesadilla de toda madre es ver morir a un hijo, y mucho más que muera en el vientre, por eso una mujer decidió conservarlo antes de desecharlo.

Se trata de la dura historia de Sharran Sutherland, una mujer de 40 años de edad, que decidió salir embarazada a pesar de los riesgos que los médicos le indicaron en su caso, tras una sugerencia del médico, se le propuso que debía abortar debido a todos los problemas que el feto ya presentaba, al punto de que murió en el vientre de la mujer.

La ley de algunos estados y condados de los Estados Unidos, no clasifica a un bebé como un niño hasta que tenga 20 semanas de nacido, por lo que el bebé muerto iba a ser desechado por los médicos del hospital. Pero Sharran y su esposo Michael, intervinieron para quedarse con el cuerpo dinimuto del bebé. El niño que llamaron Miran, medía cuatro pulgadas y apenas pesaba 26 gramos, los padres decidieron llevarselo a casa y conservarlo en el refrigerador hasta determinar que harían con él.

Aunque Sharran ya tiene otros hijos, la pérdida era igual de dolorosa, por lo que ella decidió conservar el diminuto cuerpo del bebé recién formado y finalmente, ambos decidieron enterrarlo en una maceta de hortensias, las plantas favoritas de ella que ahora crecen gracias a la vida que en algún momento tuvo su bebé.