Mujer de la Caravana Migrante se reencuentra con su hija tras 14 años desaparecida

La mujer y su hija se reencontraron en medio de la travesía por tierras mexicanas

La Caravana Migrante sigue con paso firme por territorio mexicano a casi dos semanas de haber partido de Honduras y Guatemala, principalmente.

Miles de migrantes, hombres, jóvenes, ancianos, mujeres y niños, se han enfrentado a bloqueos violentos, las inclemencias del clima y la escasez de agua, alimento y cobijo. Pero nada los detiene para llegar a los Estados Unidos y alcanzar el llamado sueño americano.

Quienes más han preocupado han sido las mujeres y niños que viajan en la caravana. Aquellas que son madres, viajan con sus hijos en busca de mejores oportunidades de vida pero se trata de una peripecia agotadora con numerosos peligros en el camino.

Se trata de una situación insostenible que los niños no deberían vivir; piden agua, comida, descanso, y a veces lloran por las heridas en sus pies y sus pieles enrojecidas por el sol, pero deben seguir de la mano de sus padres hasta el final.

Pero entre las historias de terror que viven día a día, también hay otras que dan un poco de esperanza, como la de Leticia Martínez, una mujer hondureña que se unió a colectivos de búsqueda, cruzó fronteras con la Caravana de Madres Migrantes y suplicó respuestas a las autoridades hasta que al fin hubo una señal a través de redes sociales de su hija desaparecida en 2004.

Leticia caminó miles de kilómetros buscando a su hija y al fin la encontró, gracias a un inesperado mensaje en su celular que decía:“mamita por fin te encontré”.

La joven desaparecida se llama Merza Yanira Mayorga y con el paso de los años, se dieron muchas conclusiones sobre su desenlace.

Después de que supo que un presunto grupo del crimen organizado había secuestrado a su hija al intentar atravesar México, Leticia Martínez se unió a colectivos de búsqueda, cruzó fronteras con la Caravana de Madres Migrantes y suplicó respuestas a las autoridades

El reencuentro ocurrió en medio de una ceremonia en las instalaciones del Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Cordova, en Tapachula, Chiapas.

Rodeadas del resto de integrantes de la Caravana que portaron velas y cantaron, madre e hija se dieron un largo abrazo. Leticia dijo antes del encuentro que la espera le parecía larga ya que desde la semana pasada se lograron pistas de su hija.

"El reencuentro es como volver a nacer, veo que ella siente lo mismo tantos años sin vernos, sin regañarla yo", bromeó.

Te recomendamos en video