Y la lista sigue: asesinan a Marbella Ibarra, mujer que impulsó el futbol femenil mexicano

Marbella Ibarra es un nuevo caso de feminicidio sin esclarecerse

La violencia hacia mujeres en México ha llegado a niveles críticos. Con un promedio de 7.5 mujeres asesinadas cada día, 15 mil 466 desaparecidas, más de 50 mil víctimas de trata, 36.5 violaciones diarias y otras 20 millones de mujeres sometidas a algún tipo de violencia sexual, según datos del INEGI, queda más que claro que tan sólo en México, el peligro al que está sometida la mujer es innegable.

Hace apenas unos meses se dio a conocer la noticia de que Celia Barquín. golfista española y joven promesa de apenas 22 años había sido encontrada muerta mientras entrenaba en un campo de golf en Estados Unidos. Pero ahora, el deporte mexicano se estremeció ante la muerte de Marbella Ibarra, ex entrenadora y ex directora deportiva de las Xolas de Tijuana, cuyo cuerpo apareció en Rosarito, Baja California, abandonado en una bolsa de plástico y con evidentes signos de tortura.

Ese fue el informe de la Procuraduría de Justicia del estado que recorrió en los medios nacionales, pero pocos sabían que Marbella había desaparecido desde el pasado 19 de septiembre.

Sin duda, el futbol femenil mexicano ha perdido a uno de sus pilares. Aunque se alejó del futbol profesional en mayo de 2017 por proyectos personales, Ibarra fue una de las pioneras de la recién creada Liga Femenil MX y fundadora de las Xolas, el primer equipo profesional de futbol femenil del país.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de DIEGOL El D 90 Minut⚽️s Mexico (@diegol90mx) el 17 Oct, 2018 a las 4:10 PDT

El futbol femenil padece de muchos contras. Aunque cada vez hay más ligas de mujeres en el mundo, sigue habiendo discriminación y desigualdad en el juego del balompié.

Para muchos, los partidos de las mujeres son de menor categoría que el varonil (independientemente de los resultados que den) pero es claro que el nivel que demuestran las jugadoras es superior. Marbella luchó durante más de 30 años para que miles de mexicanas pudieran jugar al futbol sin prejuicios hasta que en 2014, con apoyo de la directiva del Club Tijuana, logró fundar Xolas

"Cuando yo jugaba no había campos ni uniformes. No íbamos a torneos porque no teníamos recursos. Hoy quiero que mi equipo no sufra esas carencias”, dijo en una entrevista del 2017 para El Financiero

Marbella luchó mucho. Luchó contra las críticas de aquellos que no creen que las mujeres puedan jugar futbol "como los hombres" y luchó contra los bajos salarios de las futbolistas y luchó para conseguir alianzas con la iniciativa privada para hacer de la selección femenil "un negocio redituable". Pero según narra El Financiero, una de sus mayores luchas que enfrentó Ibarra fue contra todas las mamás que pensaban que sus hijas eran “unas machorras” por el hecho de querer hacer futbol.

La noticia sobre su muerte, dejó perplejo al deporte mexicano y en especial al gran número de jugadores -tanto hombres como mujeres- que ha podido forjar una carrera profesional con el balón gracias a su apoyo.

Durante años, Marbella se dedicó a reclutar niñas y jóvenes en Tijuana para ofrecerles la posibilidad de desarrollar su talento y trabajar en su formación como promesas del deporte.

Los encabezados sobre "el peligro de ser mujer en México" aparece en los diarios nacionales e internacionales todos los días. Ayer fue Marbella y hace una semana, encontraron al presunto responsable de la muerte al menos 20 mujeres en Ecatepec. Ambos casos siguen siendo situaciones impunes.

México es el segundo país con mayor número de feminicidios en el mundo y vivir siendo mujer se ha convertido en una ruleta rusa. 

Te recomendamos en video