Lo que debes saber de la transexualidad antes de juzgarla

México se ha caracterizado por su intolerancia, su ignorancia, su violencia y hasta su crueldad cuando hablamos de la transexualidad. Nuestro país es el segundo país en donde hay más asesinatos a miembros de esta comunidad. ¿A nivel mundial? Cada 48 horas muere un transexual a manos de otros.

Hemos adoptado ideas que ya son retrogradas y que se han ido pasando sin cuestionarse. Creemos que solamente existen dos caminos, y todo aquello que se salga de lo establecido asusta a la población. Tanto que ésta se ríe de sus muertes, los excluye y no se permite aprender más sobre el asunto.

Pero…¿qué son los transexuales?

Son aquellas personas que no se sienten identificados con sus genitales, y saben que nacieron en el cuerpo equivocado. Científicos han descubierto desde décadas atrás que esto ¡no es un problema mental ni una enfermedad!

Los transexuales son los que ya se realizaron una reasignación genital. A diferencia de los transgéneros, quienes solamente se sienten identificados con el género pero no se han hecho ninguna intervención.

Es muy importante recalcar que ser transgénero o transexual es totalmente distinto a la orientación sexual. Ellos pueden ser heterosexuales, homosexuales, bisexuales, pansexuales….

Isidro García, en su libro: Interacción de los distintos factores de exclusión en los adolescentes transexuales: dificultades para la integración social y laboral, la transfobia. Define a este fenómeno social como:

"Cualquier manifestación arbitraria que consiste en señalar al transexual como contrario, inferior o anormal. Hay que tener en cuenta que dicha transfobia es un medio irracional basado únicamente en creencias y valores que apoyan estereotipos negativos sobre las personas transexuales y que se concreta en una aversión por este tipo de individuo, ante lo que se reacciona con odio, represión y marginación".

A veces podemos pecar de ser transfóbicos sin darnos cuenta. Creemos que por el simple hecho de no insultarlos o denigrarlos ya somos respetuosos con ellos. Sin embargo, el hecho de "dejarlos vivir" no salva caer el este mismo fenómeno.

Te recomendamos en video: