Por qué no debes ser amiga de tu ex: 3 expertas te lo explican

Tres psicólogas te explican porque no debes ser amiga de tu ex

Aunque podría tomarse como un síntoma de madurez, la amistad entre dos personas que recién decidieron terminar su relación puede tener más consecuencias negativas que positivas para ambos.

Así lo explican tres psicólogos, quienes coinciden en que deben darse un tiempo prudente para vivir el duelo de la separación y seguir adelante sin ningún lastre emocional.

Los expertos, autores del portal Psychology Today, afirman que es vital evaluar los beneficios de mantener el contacto con esa persona, con la que durante años o meses compartiste en la intimidad y que ahora ya no estará más a tu lado.

Para la psicóloga Jill Weber existen cuatro razones que justifican alejarte por completo de tu ex: sanar el dolor de la despedida; descubrir nuevos lugares, personas y emociones que te permitan seguir; aceptar que la relación terminó para no alimentar fantasías y evaluar en que te equivocaste.

Anclados en el pasado

Nina Atwood, terapeuta, reflexiona sobre la necesidad de dejar atrás lo vivido como única forma de continuar lo que será tu nueva vida. Explica que muchas personas deciden seguir siendo amigos para el impacto sea menor, porque se mitiga el dolor de perder a alguien.

Pero advierte el riesgo de mantenerse encadenado al pasado, pues se mantiene viva la intimidad emocional, incluso cuando ya no existe deseo sexual entre ambos. Y es que, advierte Atwood, acabar esa conexión profunda es más difícil.

Vivir el duelo

Evalúa las intenciones de tu ex, si te propone seguir como amigos tras terminar, pero también analiza tus sentimientos. Si aún prefieres esperar su llamada a salir con nuevos amigos o si ves a diario sus fotos y te mantienes al tanto de sus redes sociales, pueden ser síntomas de que no estabas preparada para dejarlo.

De allí que la psicóloga Susan Elliot propone que “si quieren ser amigos, tendrán que serlo después de que el proceso de sanación haya ocurrido”. ¿Por qué? Para que cada uno trabaje en su rescatar su espacio como individuo y ya no como pareja.

Te recomendamos en vídeo: