Natalia Valdebenito detalla los abusos a niños en 'Sábado Gigante': "Hacía que ellos se masturbaran"

"Se preocuparon de la institución, de la figura del animador y no de los niños que estábamos ahí", dijo en una edición especial de su programa.

Las acusaciones en las que Natalia Valdebenito destapó fuertes casos de abuso que comprometieron la seguridad del Clan Infantil del mítico programa Sábado Gigante han causado más que polémica.

Tras ello, Don Francisco e incluso el equipo del matinal de Mucho Gusto, se refirieron a las declaraciones de la comediante, asegurando que sembraba "un manto de dudas", en palabras de Luis Jara. Es por ello que Valdebenito decidió realizar una edición especial de su programa de radio Café con Nata, de la señal Súbela. Allí, entrevistada por Rayén Araya, dio más detalles de lo ocurrido hace alrededor de 30 años y respondió a quienes dudaban de su testimonio.

"Me parecía que hacer una declaración y contar lo que pasaba o someterme a cualquier otro medio de comunicación era un poco injusto para lo vivido", aclaró en primer lugar, para luego relatar lo ocurrido.

Natalia también dijo que fue difícil y le tomó años contar esta historia "porque obviamente no me involucra a mí, porque no me abusaron. A mí este caballero no me tocó, no me hizo nada malo", refiriéndose al camarógrafo (a quien identificó como 'Miguel') que habría abusado de niños de alrededor de 10 años durante una gira por el sur del Clan.

"Para mí viajar a esa edad era como descubrir el mundo. Esto ocurrió en una noche: nosotros teníamos habitaciones separadas, nos cuidaba una mamá. Así como a ellos los cuidaba este señor, él estaba a cargo de ellos en la misma cabaña. Al otro día los niños nos cuentan esto a nosotras y de ahí obviamente mis recuerdos son nebulosos porque hay mucho que una a veces quiere borrar", detalló.

"Una compañera recordaba las cosas que él le decía a ellos. Hacía que ellos se masturbaran, ese tipo de cosas. Nosotros jugábamos a tener casettes y a contarnos historias y yo recuerdo que escuché el casette y las palabras que pasaron ahí esa noche y eso es lo que me perturba mucho", agregó, relatando que "al parecer, el tipo no se dio cuenta y yo escuché que era un señor grande diciéndole a los niños ‘sácate la ropa’ y cosas así".

Además, aclaró que los niños y quienes estaban en la gira estaban conscientes de lo que había sucedido: "Era súper claro, tan claro que nosotros seguimos grabando. No se llevaron a este señor, solo lo trasladaron a un hotel. En una habitación nos juntaron a todos y nos explicaron esto y nos dijeron que él se había equivocado, y como se había equivocado, lo iban a separar de nosotros. Estábamos en Puerto Montt con 10 años, sin nuestros padres y con este señor ahí".

También añadió que les pidieron que callaran lo sucedido, "que son ellos, los adultos los que le van a explicar a los papás. Luego de eso fue súper difícil estar ahí, yo me acuerdo de estar llorando todas en la cabaña, de hablarnos entre nosotras y muy chicas decir: ‘tapémonos el poto para que no nos hagan nada’, porque el tipo seguía ahí".

"Él seguía detrás de la cámara, y eso quiere decir que había que mirarlo a él. Nos acompañaban a hablar por teléfono, no nos dejaban decir lo que pasaba. Yo lloraba sin parar", confesó.

"Se preocuparon de la institución"

"Mi padre y mi mamá se acuerdan que yo cuando bajé del bus venía rara, que pasé unos días muy extraños, que estaba triste. No les conté cuando llegué a Santiago. Me tenía muy mal. Hablé con mi amiga Francisca y ella recuerda que yo estaba muy enojada porque había tenido que callar", dijo, agregando que el equipo del programa efectivamente se encargó de hablar con todos los padres de lo ocurrido.

Para su madre, el daño ya estaba hecho: "[Ella] repetía con mucha insistencia que al parecer no había nada que hacer, porque habían hablado con los padres involucrados de estos niños, entonces parecía que estuviese todo entre comillas arreglado. Luego todo cambió en el clan infantil, ya no hubo viajes, y fue el último clan infantil que se hizo en Chile".

"Nosotros también fuimos abusados, al tener que pasar tiempo con ese tipo ahí. Mi hermana me decía que desde ahí en adelante fui la niña miedo, lloraba todas las noches, había que asistirme durante muchos años", relató.

"Es ahí donde se ve el actuar de las instituciones, de las personas que están a cargo de niños. Es muy extraño y loco que no se haya parado la grabación, que no se haya terminado con esto. No pasó, seguimos, y el señor estaba detrás de la cámara y había que mirarlo", sostuvo.

Por último, se refirió a por qué no admitió antes lo ocurrido y lanzó sus dardos contra quienes han dudado de su testimonio, preocupándole que muchos incluso tengan hijos:

"Se preocuparon de la institución, de la figura del animador y no de los niños que estábamos ahí. Siempre me defendí diciendo que yo no era la abusada, pero cuando uno comienza a aprender más, te das cuenta que sí es súper mi historia y que yo soy el resultado de eso. En el miedo, en el exceso de cuidado".

Te recomendamos