Las marcas de lujo traen consigo la explotación laboral y condiciones infrahumanas

Muchas veces usamos la ropa, comemos en las cadenas de restaurantes o compramos maquillaje sin saber su procedencia. Al ignorar su origen, también pasamos por alto todo el esfuerzo que hicieron miles de personas tan solo para que tú tuvieras un labial en tu mano.

Esta forma consumista de actuar demerita los esfuerzos de otros y muchas veces esconde la explotación laboral de miles de empresas. Muchas de ellas se aprovechan de la necesidad de los países pobres para poder explotarlos a un precio mínimo.

Nosotros continuamos adorando estas marcas y jamás llegamos a saber lo que hay detrás. O peor aún, sabemos lo que hay pero cerramos los ojos a la ignorancia porque es difícil aceptar que dicha situación es un obstáculo en nuestra diversión, nuestra comodidad.

Según el Foro Internacional del Trabajo marcas tipo Abercrombie&Fitch, Mango, Dolce&Gabanna, Gucci y Burberry no responden a las normas justas de los empleados. 

Tomando en cuenta que los dueños son millonarios, que gastan en una vida total de lujo es indignante que no tengan la mínima decencia para tener en condiciones decentes a quienes hacen posible la producción.

También marcas deportivas han estado involucradas en escándalos después que salieron evidencias que sus trabajadores viven en pobreza extrema e incluso reciben agresiones físicas.

En México, 380 mil personas son víctimas de trata laboral, es decir, ''realizan trabajos forzados –incluyendo explotación sexual– en la agricultura (jornaleros), en el trabajo doméstico, las maquiladoras, industrias de la construcción y textil, comercio, tala de árboles y mendicidad'', dice La Jornada.

Aunque este problema es a nivel mundial y son las grandes potencias las que continúan abusando de las países en desarrollo. Por ello, debemos ser más cuidadosos cuando adquirimos un producto. 

Se ha viralizado la conciencia al medio ambiente y se han hecho grandes cambios. Ahora comencemos a atacar el fenómeno de la explotación humana solamente para que la clase privilegiada pueda tener más. Sería un gran movimiento, ¿no crees?

Te recomendamos en video: