5 cosas que cambiaron en nuestra vida después del sismo del 19 de septiembre

Fue un momento de crisis para los que vimos el caos.

Desde que sucedió el sismo del 19 de septiembre de 2017 no había escrito del tema, quizá preferí guardarme esos sentimientos. Por primera vez en la vida creí que moriría, pensé en mi familia, en mis amigos, en las personas que amo, en todas esas cosas que no hice, en los planes que tenía. Todo mientras el edificio se movía, había gritos alrededor, apagones de luz y miedo, un miedo colectivo que nos paralizó y nos unió.

Quizá este relato se parezca a lo que tú viviste, o no, cada persona que pasó ese sismo que sacudió no solo la tierra, sino los corazones, pasó esos minutos, que parecieron horas, de manera diferente. Aquí cinco de las cosas que, desde la perspectiva de este grupo de redactoras, creemos cambiaron.

Conocimos el miedo

Sí, hasta ese día descubrimos cómo es sentirse vulnerable ante un movimiento de la tierra. Los relatos de nuestros padres, nuestros tíos o abuelos eran, sobre el sismo del 85 eran, hasta ese momento, solo una anécdota que no habíamos vivido, porque éramos muy pequeños o aún no nacíamos. De cualquier forma, ese 19 de septiembre descubrimos lo vulnerables que podemos llegar a ser y la magnitud de un terremoto como el que sacudió a la ciudad más de 30 años atrás.

Dejamos de ser egoístas

Por un momento dejamos las pantallas de nuestros celulares y nos concentramos en otra cosa. Vimos a gente subir a su auto a desconocidos, aprendimos que si teníamos internet lo podíamos compartir con el otro. El sismo sacó un lado más humano de una generación que ha sido tachada como egoísta.

Tomamos con seriedad las cosas

Quizá no sea tu caso, pero momentos antes del sismo que sacudió la ciudad, se llevó a acabo un simulacro para recordar el sismo de 1985, muchos tomaron a broma el momento, no siguieron las medidas, salieron antes para evitar ser partícipes de esta actividad, sin saber que horas más tarde necesitarían conocer los lugares de seguridad de su oficina.

Nos unimos

Este es uno de los puntos más relevantes, por primera vez en mucho tiempo dejamos de ser 'el naco', 'la fresa', 'el pobre' o 'el rico' y nos unimos, demostramos que una sociedad organizada puede levantar los escombros, puede compartir comida, agua o cualquier cosa que el otro necesite.

Nuestra vida cambió

Aprendimos a no dar por hecho nada, ni a las personas ni a las cosas. Para algunos "todo quedó en lo material", para otros, este sismo se llevó a personas que amaban y eso nos hizo recordar que estamos vivos, que hay personas que nos aman, que están dispuestas a darlo todo por nosotros. Que hubo quien no se cansó hasta que encontró a sus seres queridos con vida. El sismo del 19 de septiembre nos recordó lo fuertes y valientes que podemos ser.

Te recomendamos en video: