México, el país donde abortar es un delito altamente perseguido

Abortar no debería acabar con la vida de las mujeres, sino protegerla

La despenalización del aborto es tema que se ha ido metiendo a la agenda política y mediática alrededor del mundo con mucha fuerza, pero a pesar de los colectivos y grupos que demuestran su apoyo, socialmente todavía hay resistencia para aceptar su legalización.

Y es que mientras que recientemente se vio a las argentinas usan un pañuelo como símbolo de reivindicación de lucha y se metieron hasta el Congreso para discutir sobre la legalización del aborto por primera vez en la historia, en México es un tema del que parece estar prohibido hablar.

Ya sea por cuestiones culturales, religiosas o ideológicas, el aborto es considerado un tabú. y un delito altamente perseguido. 

De acuerdo con el informe Maternidad o Castigo, elaborado por el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), entre 2007 y 2016, 4 mil 246 personas fueron denunciadas por aborto en el país.

Los estados con más denuncias fueron la Ciudad de México (894), Baja California (466), Veracruz (416), Nuevo León (339) e Hidalgo (207).

En el mismo lapso, 228 personas fueron sentenciadas, principalmente en el Estado de México (38), Veracruz (38), Tamaulipas (19), Sonora (18) e Hidalgo (15).

Durante este periodo, 83 personas estuvieron en prisión preventiva por el delito de aborto, y otras 53 en prisión definitiva.

El país más permisivo es Holanda, donde las mujeres pueden abortar libremente durante las primeras 24 semanas de gestación. En el resto de países europeos existen leyes de plazos, siendo 12 semanas el límite más común. Las leyes más restrictivas del mundo Existe la prohibición total en Congo, Egipto, Gabón, Guinea-Bisáu, Madagascar, Mauritania y Senegal en África; Filipinas y Laos en Asia; y Honduras, Nicaragua, El Salvador, Surinám, Haití y República Dominicana en América.

En Chile lo era hasta 2017. En Costa de Marfil, Libia, Uganda, Sudán del Sur, Irak, Líbano, Siria, Afganistán, Yemen, Bangladés, Birmania, Sri Lanka, Guatemala, Paraguay y Venezuela, solo está permitido en caso de peligro de la madre.

En Corea del Sur también se añaden los supuestos de violación e incesto. Como consecuencia, en muchos lugares se realizan abortos clandestinos en condiciones insalubres que no garantizan la seguridad de la madre. La Organización Mundial de la Salud advierte de que en todo el mundo se producen aproximadamente 25 millones de abortos peligrosos al año.

En México, seis Estados mexicanos imponen penas que oscilan entre los cuatro meses y los dos años de prisión a la mujer que aborte de manera voluntaria siempre y cuando "no tenga mala fama". Si el juez considera lo contrario, el castigo puede ser de hasta cinco años.

La mitad de los estados en México, consideran el aborto un homicidio

En el año 2007, la Ciudad de México aprobó la despenalización del aborto practicado durante las primeras 12 semanas de gestación, y en 2008 el Supremo decidió que esta legislación es constitucional.

 

Te recomendamos en video