Esta indígena boliviana de 118 años de edad no está en el libro Guinness

Esta mujer es la más longeva de su natal Bolivia.

Sentada en un rustico ambiente con el calor típico de la época, rodeada de animales que descansan a sus pies, se encuentra esta centenaria indígena boliviana llamada Julia Flores Colque. Su piel es testigo del transcurrir del tiempo, y en su mirada se percibe la sabiduría adquirida en más de un siglo de vida.

Nació el 26 de octubre de 1900, según se evidencia en sus documentos de identificación. Creció en unas montañas y es la mujer más longeva de su natal Bolivia, e incluso, puede ser a nivel mundial pero esto parece despertar el interés de ella o sus familiares, quienes nunca habían escuchado hablar del famoso libro Guinness.

En abril de este año, a los 117 años y 260 días, murió en Japón Nabi Tajima, quien ostentaba el Récord Guinness de la mujer más longeva del mundo. Tajima figura como la tercera persona documentada que más años ha vivido en la historia, marca que pertenece a la francesa Jeane Louise Calmet (21 febrero de 1875-4 de agosto de 1997) quien vivió 122 años y 164 días.

Julia Flores Colque

Colque es adictiva al pastel y las soda. “Es su vicio”, dice Agustina Berna, su sobrina nieta de 65 años con quien vive en una humilde casa. La única lengua que habla es un idioma nativo llamado 'Quechua'. Su aspecto demuestra fragilidad, aunque aún denota conciencia de lo que ocurre a su alrededor, mientras emite cantos en su dialecto.

A pesar de su edad, goza de muy buena salud. Los médicos dicen que los motivos de su longevidad son de diversa índole, desde una alimentación balanceada hasta genética. Mucho ha influido que se mantenga activa con el pasar de los años.

“Siempre ha sido divertida, activa y tranquila. Sólo pide comida y no molesta”, aseguró su sobrina bisnieta que trabaja atendiendo a personas con discapacidad.

El gobierno local ha hecho restauraciones a su humilde vivienda para que pueda desplazarse en ella sin ningún tipo de inconvenientes.

Te recomendamos leer: