La infancia interrumpida de Aretha Franklin: fue mamá a los 12 años

Aretha Franklin fue una de las mujeres más influyentes de la música y el feminismo

Aretha Franklin fue reconocida como una de las mejores cantantes de soul de todos los tiempos y aunque su voz la hacía ver como un espíritu libre, su vida personal escondía un oscuro pasado.

'La reina del soul' tuvo una problemática infancia que incluyó un embarazo a la tierna edad de solo 12 y cuatro hijos de diferentes padres.

Los detalles fueron expuestos en una biografía de 2014 de David Ritz.

Sin duda, el viaje de la cantante para convertirse en una leyenda del canto fue tormentoso pues no sólo tuvo que enfrentarse a los prejuicios raciales de la época, sino que además el ser mujer representó otro gran obstáculo.

Además, se sabe que Su padre, Clarence "C.L" Lewis, era conocido como un predicador del evangelio "promiscuo" en la Iglesia Bautista de Bethel, donde era ministro, brindando mucho más que sermones en sus reuniones. De hecho, las orgías eran tan comunes que el cantante Ray Charles calificó a la iglesia como un "circo sexual".

A los 12 años, quedó embarazada de un amigo de la escuela llamado Donald Burk. Aretha dio a luz apenas dos meses antes de su cumpleaños 13 a un bebé que llamó Clarence en honor a su padre. Este fue el primero de otros dos bebés que tendría antes de los 15 años.

El segundo, Edward, fue nombrado después de su padre, un amigo local de la cantante.

A pesar de que no tuvo una infancia común y la maternidad se atravesó en su camino, nada la detuvo para cumplir su ambición musical.

Desde muy temprana edad tuvo ambiciones de convertirse en una famosa cantante pop, dejando a su abuela Rachel y su hermana Erma a cargo de sus hijos, además de que abandonó la escuela para alcanzar su objetivo.

A los 19 años, Aretha se casó con un señor llamado Ted White, quien rápidamente se asignó a sí mismo como su manager. La pareja tuvo un hijo, Ted Jr.

Aretha tuvo múltiples amantes no solo por la escena de la música sino también por sus inseguridades después de que su propia madre, Barbara Siggers se fuera de la casa debido a la promiscuidad de su esposo.  La intérprete nunca aceptó la pérdida de la figuras de su madre.

La artista murió tras semanas de incertidumbre por su deteriorado estado de salud, dejando un gran legado en el mundo de la música.

 

Te recomendamos en video