Meghan Markle y el príncipe Harry se irán de vacaciones para tener privacidad

La pareja tendrán unas semanas limitando al máximo sus apariciones en público.

Después de la romántica boda de Harry y Meghan, el drama ha llegado a sus vidas. La duquesa de Sussex se ha visto salpicada por la actitud imprudente de su media hermana Samantha y por las irresponsables entrevistas que ha ofrecido su padre, Thomas Markle.

En los últimos días la histeria ha sido aún mayor, tornándose en un algo turbio y una atmósfera asfixiante para la feliz pareja. Todo esto ha llevado al Príncipe Harry a limitar su exposición con Meghan, dando un paso atrás en la batalla mediática.

Según informa en Vanity Fair, el príncipe y la duquesa se tomarán unas semanas de descanso, limitando al máximo sus apariciones en eventos públicos, al menos hasta el mes de septiembre.

“Es obvio que quieren estar solos un tiempo” declaró un lugareño a la revista.

La feliz pareja planea pasar sus días en la casa de campo en los Cotswalds, un lugar retomo y seguro, donde podrán disfrutar de la intimidad y privacidad que tanto necesitan en estos momentos.

La relación entre Meghan y su padre Thomas se presumió problemática desde que el no asistió a la boda de su hija; en los últimos días él ha hecho declaraciones donde afirma que le cortaron el contacto con la duquesa debido a unas críticas que emitió sobre la familia Real.  La situación ha llegado a tal limite, que la misma Reina al parecer ha tenido que dictar unas serie de medidas para frenar el ataque mediático.

Por ahora, los recién casados tomarán unos días alejados del foco público, en busca de la tranquilidad para manejar esta situación tan estresante para ambos.