Ana y San Juana salieron de casa y no volvieron, fueron asesinadas

Dos casos de feminicidio nos recordaron que la violencia a las mujeres no cesa nunca

Dos casos de feminicidio estremecen al país. Los cuerpos de San Juana y Ana fueron encontrados en lotes baldíos

La primera era San Juana y apenas tenía nueve años. El pasado viernes 20 de julio fue a la tienda por encargo de su mamá y no regresó a casa. Al no tener noticias de la niña después de varias horas, la familia reportó el hecho a las autoridades policiacas, quienes activaron la Alerta Amber, sin resultados positivos.

Fue encontrada el 24 de julio, pero ni sus padres la reconocieron pues el rostro de la menor estaba desfigurado, pero no debido a los golpes sino por las condiciones climatológicas.

Ana Lizbeth, de 8 años, fue raptada en el municipio de Juárez, Nuevo León, el pasado 15 de julio mientras jugaba afuera de la oficina de su mamá. Eran alrededor de las 7 de la noche y ni aunque las cámaras de seguridad de la zona grabaron el momento en que la menor fue raptada, se pudo hacer algo para salvarla.

El martes 17 de julio fue hallada muerta. Su cuerpo estaba envuelto en una cobija en un terreno baldío de la Colonia Vistas del Río, en el mismo municipio.

cleardot-d1d10a3f17d087ee584098c51ff47321.gif

Tras el hallazgo del cuerpo de San Juana, se activaron los protocolos de investigación en materia de feminicidios por tres razones, la primera “por su género; dos, por la forma en que se le encontró, y finalmente, por la evidente violencia que presentaba su cuerpo”.

Mientras tanto, el asesino de Ana Lizbeth ya fue capturado, pero el caso ha despertado la inquietud en la población. Hoy, se pide pena de muerte a asesinos y violadores en Monterrey.

 

Te recomendamos en video