Se enciende el debate por uso de vacunas o no tras muerte por sarampión de atleta francesa

Marine Eraville, una destacada nadadora francesa de apenas 16 años, murió a causa del sarampión y otras complicaciones que derivaron de la enfermedad. Perdió la batalla por su vida porque su organismo nunca contó con las vacunas que permiten reforzar su sistema inmunológico. Su deceso genera en la actualidad un acalorado debate entre organizaciones 'antivacunas' que insisten en negarse a colocarse las dosis.

Marine creció en franca competencia, representando a Francia en los Juegos Olímpicos para trasplantados, ganando medallas en natación en las ediciones de Sudáfrica, Argentina y España. Desde los 14 años recibía un tratamiento inmunosupresor para trasplantados de corazón, la cual era su condición.

En esta ocasión un brote de sarampión en el suroeste de Francia truncó el futuro de Marine y los de su familia. Actualmente, la tasa a la baja en vacunaciones ha alentado el avance de esta enfermedad que ya se creía controlada a nivel mundial.

Otro factor preocupante, según las autoridades sanitarias, es la negativa de muchos franceses de confiar en los efectos de la vacunación y consideran la medida como innecesaria para prevenir las enfermedades.

El caso de Marine tiene que ver con el hecho de haber nacido en el seno de un hogar donde no recibió vacunas debido a su condición médica.

Con la muerte de Marine el debate se volvió activo en las redes sociales. Twitter e Instagram, concentraron los comentarios de los que están en contra, o a favor de las vacunas. Muchos no dudaron en atribuir la muerte de la joven a un movimiento 'antivacunas' que está ganando terreno en Europa.

¡¡Y algunos MALNACIDOS siguen jugando a no vacunarse!! #VaccinesWork”, escribió en twitter el usuario @DrBioblogo.

El cantante español, Ismael Serrano, quien se muestra enterado de la situación actual en Europa, dejó su comentario luego del deceso de la atleta francesa. Con el fallecimiento de Marine, ya son 3 las muertes en Francia, en lo que va de 2018, por esta enfermedad.

“Hace tiempo escribí en redes sobre la necesidad de vacunar para proteger a los niños inmunodeprimidos. Me sorprendió la beligerancia en las respuestas de algunos anti vacunas que abogaban por su estilo de vida. Dije que hacer esto es irresponsable e insolidario”, dijo @SerranoIsmael.

El pediatra José Ramón Colina explicó a Nueva Mujer la importancia de las vacunas en los niños y adultos, además de su importancia en el organismo.

“La vacunas son el escudo, el refuerzo que se le agrega al cuerpo humano para prevenir y protegernos de enfermedades como la difteria, sarampión, neumonía, rotavirus, rubeola, tétanos y polio. La importancia de la vacunación está en la erradicación de enfermedades que pueden causar la muerte”, apuntó Colina.

“A las personas les falta orientación y formación sobre el tema de las vacunas. Creen que son innecesarias, que no sirven, que son una especie de moda de las compañías farmacéuticas para sacarle dinero a la gente. Cada año mueren millones de personas y niños en el mundo por no colorarse las vacunas que ayudan a prevenir enfermedades mortales”, explicó el médico.

Colina recalcó que “las vacunas actúan estimulando al sistema inmunológico para producir anticuerpos que pueden combatir enfermedades infecciosas, tornando al individuo inmune a las mismas. Las vacunas se hacen con los virus o bacterias que causan las enfermedades, pero son modificados de manera que no daña a las personas que se las colocan”.

En 2017, se reportaron 21.315 casos de sarampión en Europa y un total de 35 muertes, con relación al año anterior al informe (2016) cuando los casos se situaban en 5.273. De ahí que el incremento sea de preocupación para la OMS y el resto de países del continente, que atraviesan esta situación sanitaria.

Rumania, Italia y Ucrania forman parte de los 15 países más afectados, de los 53 que componen la Unión Europea. Parte de la situación tiene que ver con el movimiento antivacunas que se gesta en estas naciones, según reportes locales.

Ante las alarmas, la ministra de Salud de Francia, Agnès Buzyn, exhortó a la población a colocarse las dosis. “Pido sinceramente a las personas que no están vacunadas o que no han vacunado a sus hijos que se pongan al día porque en estos momentos la cobertura no alcanza el 70% y no es suficiente como para evitar una epidemia”, destacó en una rueda de prensa.

Te recomendamos en video