¡Milagro! Consiguen con vida a un bebé que había sido abandonado y enterrado vivo

El niño solo tiene cinco meses de nacido

Un débil gemido en la oscuridad fue todo lo que se necesitó. El Sheriff del condado de Missoula, Ross Jessop, y el oficial de aplicación de la ley del Servicio Forestal de los Estados Unidos, Nick Scholz, se apresuraron hacia el sonido después de pasar horas buscando en el bosque de Montana a un bebé desaparecido.

Jessop estaba a punto de dar un paso más cuando escuchó un palo resquebrajarse. Miró hacia abajo y encontró un niño de 5 meses, frío, mojado y sucio, boca abajo, enterrado bajo una pila de escombros.

"Abandoné cualquier entrenamiento de la policía o cualquier posibilidad de guardar evidencia allí; no me importó", dijo Jessop, padre de tres hijos, a los periodistas el martes. "Recogí al bebé, me aseguré de que estuviera respirando. Tenía un brillo en los ojos, lo calenté, le di un par de besos y lo abracé".

El bebé, que había sido abandonado durante al menos nueve horas antes de que Jessop y Scholz lo encontraran a las 2:30 a.m. del domingo, estaba frío, hambriento y tenía rasguños y hematomas, pero por lo demás estaba en buenas condiciones. Lo envolvieron en un abrigo y sacaron del bosque hacia un lugar seguro.

El bebé bebió una botella entera de Pedialyte en menos de un minuto y luego bebió dos más, dijo el capitán del sheriff del condado de Missoula, Bill Burt. La mano pequeña y sucia del bebé agarró el dedo de Burt con una fuerza sorprendente, luego se quedó profundamente dormido mientras los funcionarios del hospital lo conectaban a un IV, dijo Burt.

Investigadores dicen que el padre del bebé al parecer lo abandonó luego de estrellar su carro cerca del sitio y salir a buscar ayuda.

Te recomendamos en video