Expertas hacen llamado para acabar con feminicidios en Puerto Rico

Esta semana un teniente de la Policía de Puerto Rico asesinó a su esposa y luego se suicidó en el feminicidio más reciente

A los 19 años, tal vez, alguna mujer inicia un nuevo semestre universitario. A los 30 años, tal vez, alguna se prepara para hacer el viaje que tanto anhela. A los 40 años, quizá, alguna intentara yoga por primera vez.

Metas y propósitos que otras tantas no llegan a cumplir porque sus vidas son arrebatadas por hombres.

Tan reciente como el martes pasado otro feminicidio se reportó en la Isla. En esta ocasión una mujer de 40 años murió a manos de su exesposo, un teniente de la Policía de Puerto Rico. El pasado fin de semana, también, otra fue asesinada por quien fuera su pareja. ¿Sus familias? Devastadas. ¿Sus hijos/as? Huérfanos/as. ¿Sus sueños? Esfumados.

Ante estos incidentes, que suman nueve los casos de feminicidios (oficiales) en lo que va de año, una abogada y una psicóloga clínica han unido esfuerzos para hacer un llamado de ‘’acción’’ al gobierno y a la ciudadanía en general.

La psicóloga del Grupo de Servicios Especializados en Psicología e Integrativos (Grupo SEPI), Amarilis Ramos Rivera, recomienda que el gobierno establezca proyectos de educación desde nivel escolar para enseñar las herramientas legales disponibles para aquellas personas que identifican conductas violentas en su parejas y que puedan desembocar en actuaciones de maltrato.

“La elaboración de un plan preventivo que ataje la violencia de género debe trabajarse desde un plano de educación temprana. Erradicar este mal social es una responsabilidad de la comunidad que debe ir a la par con cambios en nuestra manera de ver a la mujer como un sujeto débil e inferior, es romper con los estigmas culturales que perpetúan falsas creencias sobre el poder entre géneros”, explicó la experta.

Por su parte, la licenciada Rosa Vázquez, destacó que se no puede pretender erradicar la violencia de género con "estrategias superficiales y efímeras’’, ya que esto atenta contra la salud y seguridad del País.

"Pretender que la responsabilidad de la erradicación de la misma es responsabilidad exclusiva del gobierno es atentar contra la dignidad de tu familia, de tus amigos y vecinos. Tenemos que parar de cuestionar y comenzar a accionar y elaborar un plan que incluya la solución desde la víctima hasta el agresor”, señaló.

Las profesionales coincidieron en que están dispuestas a iniciar planes estructurados y promover la discusión de estrategias entre agencias involucradas, empresa privada, fundaciones y la comunidad.

"Tenemos que estar conscientes que los problemas sociales se mantienen o afloran sino se les da seguimiento a los métodos de prevención”,  concluyó Ramos.