Luka Modric, el héroe de Croacia que huyó de la guerra y vivió en campos de refugiados

Luka Modric, el capitán de la selección de Croacia en el Mundial de Rusia 2018, es ejemplo en valentía y esfuerzo para lograr los sueños realidad.

Vivir una guerra y huir de las balas siendo un niño es algo difícil de superar para muchos seres humanos. Otros, por el contrario, vivir las desgracias y los horrores de los conflictos bélicos sirven de motivación para salir adelante y superarse. Luka Modric, el capitán de la selección de Croacia en el Mundial de Rusia 2018, es ejemplo en valentía y esfuerzo para lograr los sueños realidad.

Luka Modric y su camino

La estrella del Real Madrid no tuvo un camino fácil. En 1991, con 6 años, la familia comenzó a viajar escapando de las balas y bombas de la Guerra de la Independencia, escondiéndose en albergues de refugiados. Es ahí donde el padre y madre decidieron que era momento de que el pequeño tuviera una distracción, la que llegó en forma de pelota de fútbol.

El fútbol le sirvió para escapar de la guerra. El jugador que pasó por el Totteham Hotspurs de Inglaterra nunca se ha querido referir a su pasado, ocultando la etapa más dolorosa que marcó su vida para siempre.

Luka Modric casi es fusilado

De su pasado se conoce que un grupo de siete rebeldes intentó fusilarlo a él y su familia cuando huían. Su abuelo, el hombre que lo cuidó cuando sus padres trabajan, fue asesinado a tiro de fusil y frente suyo, algo que lo marcó toda la vida. Luego vivió en campos para refugiados.

“Luka vio con sus propios ojos cómo mataban a su abuelo. No tuvieron otra opción que huir a Zadar para no ser asesinados a través de los bosques y las montañas”, comentó recientemente el director deportivo del NK, Zadar Josip Bajlo.

De ahí en adelante, cuando el conflicto en los Balcanes acabó, Modric se dedicó profesionalmente al futbol, un mundo que lo rechazaba por su físico, delgado y bajo para el estándar europeo. Sin embargo, a los 16 años, el Dinamo Zagreb, el equipo de la capital de Croacia lo reclutó deslumbrado por su enorme talento, similar al de uno de los grandes de la historia de este deporte: el holandés Johann Cruyff.

“Ha habido obstáculos en su vida, siempre los ha superado. Eso demuestra lo grande que es”, comenta el que fuera su entrenador, Robert Botunac. “Juega para el Real Madrid, es el capitán de Croacia… ¿Qué más se puede pedir?”, pregunta su excompañero Tomo Gluic. “Es el mejor jugador croata de la historia”, concluye el presidente del NK Zadar.

Luka Modric tiene la misión de llevar a su selección a la final del Mundial de Fútbol y ya goza de sus éxitos. Nada más y nada menos que su equipo selección le ganó a la mundialista Argentina 3-0. Ahora falta por enfrentarse con la guerrera selección de Islandia.

“El esfuerzo del equipo fue clave para alcanzar las victorias. Debemos mantener los pies en el suelo y seguir el camino para llegar a la final”, expresó Modric, luego de la victoria frente a Argentina.

Te recomendamos en video: