Argentina avanza en la ruta a la despenalización del aborto

La lucha por la despenalización del aborto en Argentina ha ganado un aliado más con le aprobación de la iniciativa en la cámara

El aborto legal cobra fuerza en las calles y las instituciones de Argentina. Ayer se hizo historia luego de que la Cámara de Diputados aprobara el proyecto de Ley que busca la despenalización del aborto.
Una votación tan reñida como acalorada se celebró a las puertas del invierno austral. El proyecto de ley para la interrupción voluntaria del embarazo por 129 votos a favor y 125 en contra.

"En Norteamérica, Asia, Europa, Australia, el aborto es legal o si queremos que se parezca a las partes rojas del planisferio, Latinoamérica y Africa. Son los únicos continentes que prohíben el aborto, donde la desigualdad y la violencia son mayores", dijo el diputado Fernando Iglesias de Cambiemos, partido de Gobierno.

Aborto Argentina

Los tradicionales de Argentina jamás pensaron que el aborto cobraría fuerza en tan poco tiempo con una lucha iniciada desde segmentos de mujeres aguerridas, jóvenes y emprendedoras.

Según estadísticas, aproximadamente 50.000 mujeres de Argentina son internadas anualmente por presentar complicaciones derivadas de un aborto y alto porcentaje de ellas muere. Este es uno de los argumentos para luchar por su despenalización.

Amnistía Internacional destacaba en el año 2005 que en Argentina se practicaban unos 450 mil abortos clandestinos durante el año, poniendo en riesgo la vida de las mujeres.

"¿Qué pasa cuando nuestra perrita se nos queda embarazada? No le llevamos al veterinario a que aborte. Salimos a ver a quién le regalamos los perritos. Las peores fieras quieren a sus crías. ¿Qué nos pasa a los seres humanos que tenemos esa maldita razón que nos tapa el corazón?", comentó en la Cámara la diputada conservadora Estela Regido.

El presidente de Argentina Mauricio Macri, aunque se opone a que el aborto sea legal, dio libertad de acción a los diputados de su partido político hace varios meses, antes de iniciar las discusiones legales.

“Estoy a favor de la vida, pero no se lo impongo a nadie. Hay libertad de conciencia”, dijo Macri.

El proyecto ahora quedará en manos del Senado de Argentina, cuyos miembros, están a un paso de marca un hito histórico para historia de la sociedad argentina.

 

Te recomendamos en video