Iñaki Urdangarin, cuñado del rey Felipe de España, condenado a prisión por corrupción

Iñaki Urdangarin, cuñado del rey Felipe de España, fue condenado a seis años de prisión por cargos de corrupción y le impusieron un plazo de cinco días para ingresar a prisión.

Una agencia de noticias internacional indicó que Urdangarin compareció este miércoles ante la Audiencia Provincial en Palma de Mallorca (islas Baleares, este), que le comunicó que tiene hasta el lunes para entrar a la cárcel.

Urdangarin, ex medallista olímpico de balonmano, tiene chance de introducir un recurso de amparo para suspender la pena.

Urdangarin llegó a Palma desde Ginebra, su residencia en los últimos años junto a su esposa la infanta Cristina, hermana del rey Felipe VI, y sus cuatro hijos, alejado de una España que se indignó por el escándalo de corrupción.

El cuñado del rey fue recibido por un grupo de manifestantes que le gritaban “ladrón” mientras caminaba hacia la corte.

Urdangarin fue condenado por primera vez en 2017 a 6 años de cárcel por malversación de fondos entre 2004 y 2006. Esto lo hizo junto a un socio y los fondos, millones de euros, iban dirigidos a una organización benéfica que él dirigía.

El martes, la Corte Suprema confirmó su condena por malversación, prevaricación, fraude y tráfico de influencias, aunque la rebajó levemente a 5 años y 8 meses.

Con los días contados para entrar en prisión, se acerca el fin de una saga judicial que estalló en 2010, en plena crisis económica, perjudicó la imagen de la monarquía española y contribuyó a precipitar la abdicación de Juan Carlos en su hijo Felipe VI, en junio de 2014.

Te recomendamos en video