Madre asegura que el “bullying” llevó a su hija a la muerte

Rebecka Coughlin, una madre de Janesville asegura que su hija Ellizabeth Sue Jacobson de 12 años, se suicidó debido al acoso de sus compañeros.

Rebecka Coughlin recuerda a su hija Elizabeth Sue Jacobson de 12 años, como una niña creativa y muy cariñosa.

La madre esperaba que su hija tuviese una carrera en diseño grafico en el futuro, por su talento para dibujar, pero a los 12 años su hija se quitó la vida.

Durante el fin de semana, Elizabeth no pudo soportar más el Bullying por parte de sus compañeros de escuela.

Rebecka a pesar del dolor, tiene en su mente el recuerdo vivo de su hija, quien tras la muerte de su padre le ayudó a superar la tristeza.

Coughlin cree que la intimidación de los compañeros de escuela de Elizabeth en los últimos dos años fueron determinantes en su muerte.

Una triste historia

Luego de la muerte de su padre por una sobredosis en 2016, Ellizabeth comenzó a mostrar cambios en su comportamiento, Coughlin asegura que sus compañeros la acosaban diciéndole que ella también tenia que morir como su padre.

“Los niños le decían que su padre había muerto porque no quería estar cerca de ella nunca más” cuenta Rebecka que frases como ésta eran usadas por los niños para acosar a Ellizabeth.

Al mismo tiempo la madre asegura que antes de la muerte del padre de Ellizabeth todos sus compañeros la querían, sin embargo tras el suceso todo cambió y ella sintió que su mundo se derrumbaba.

Según cuenta Coughlin su hija comenzó a fingir sentirse enferma para dejar de ir a la escuela para evitar el bullying por parte de sus compañeros del sexto grado de la Franklin Middle School.

Tras la muerte de Ellizabeth , la policía abrió una investigación donde varios alumnos declararon que estaba sufriendo acoso, sin embargo no ejercieron ninguna acción en contra de los acosadores.

Por su parte, la escuela se limitó a publicar un comunicado indicando que se asegurarían de supervisar los casos de bullying en la escuela, al tiempo que anunciaban que Ellizabeth había muerto inesperadamente.

La dolida madre ha recibido muestras de apoyo de parte de su comunidad y de otros padres, mientras supera la tristeza asegura que su hija no morirá en vano y afirma “No dejaré que esto pase otra vez”.