Aprueban en Perú castración química para pederastas, mira en qué consiste

Es un proceso cuya efectividad aun está en duda

Luego de que Perú aprobara, a través de su Parlamento, la castración química para los que abusen sexualmente a menores de 14 años, esta se ha vuelto tema de agenda en la mayoría de los países latinoamericanos.

Pero ¿en qué consiste la castración química?

A diferencia de la castración quirúrgica, con la cual eliminan los testículos u ovarios, la química no produce cambios permanentes en el cuerpo. Es un tratamiento que se aplica periódicamente cuyo efecto es el de inhibir el deseo sexual y reducir la producción de testosterona.

Para este tratamiento se utiliza el acetato de medroxirprogesterona.

El medicamento debe ser administrado cada tres meses. La droga bloquea la producción de testosterona en los testículos y elimina el deseo sexual por seis meses.

También disminuye la intensidad de los impulsos sexuales, impide irrigación al pene evitando la erección e imposibilita la obtención de un orgasmo y la eyaculación.

Con respecto a su efectividad, todavía no se tiene claro, en especial debido a que el tratamiento puede revertirse. Un agresor sexual que pare el medicamento puede volver a sentirse normal en unos pocos meses.

Un estudio de la Universidad John Hopkins en 1991 determinó que menos del 10% de pacientes castrados químicamente cometió ofensas sexuales luego de años tratamiento. Posteriormente, un estudio coreano del 2016 a 38 pacientes castrados químicamente descubrió reducción en frecuencia e intensidad del impulso sexual, de masturbación y fantasías sexuales.

Te recomendamos en video