Actor porno y stripper atacó hotel de Donald Trump en Miami

El stripper Jonathan Oddi irrumpió en el Hotel y Club de golf Trump National en Miami sin dejar víctimas

El ex actor porno y stripper Jonathan Oddi permanece detenido sin fianza luego de protagonizar un ataque en las instalaciones del Hotel y Club de golf Trump National Doral en Miami Dade. Por fortuna del ataque no resultaron victimas.
En la madrugada del pasado viernes el stripper residenciado en Miami irrumpió en las instalaciones del famoso hotel y resort propiedad del actual presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

Oddi se habría saltado el cercado del hotel y llegó al lobby del hotel donde, luego de sacar su pistola gritó improperios contra Donald Trump al tiempo en que acababa con todos los cuadros y computadoras del lobby de dicho hotel.

El informe policial, según reseña El País, refleja que el stripper vociferaba “retórica anti – Trump”, pero además también gritaba frases en contra del expresidente de los Estados Unidos, Barack Obama, y del rapero Puff Daddy.

Stripper Trump Hotel Miami Hotel y Club de golf Trump National Doral en Florida - Cortesía

 

 

Segundos después llegaron los policías del condado de Miami – Dade provocando que el stripper disparara, primero al aire, y luego a los agentes policiales. Juan Pérez, jefe de la policía de Miami reseñó la presunción de que el mismo atacante hubiera activado la alarma.

"Podría hacer causado mucho daño, pero no pudo. Perdió. Ese es el resultado final", declaró Pérez a los medios de comunicación de Miami. Luego señaló que el stripper trató de "atraer con sus disparos a los agentes para emboscarlos".

Aunque Jonathan Oddi intentó escapar fue alcanzado por balas en su pierna lo que permitió su rápido arresto. Donald Trump no se encontraba en el lugar ni tiene previsto visitas para estas fechas.

El stripper compareció este lunes ante las autoridades de Miami – Dade y llamó poderosamente su estado emocional, pues interrumpía sin problema alguno, incluso a su abogado defensor, quien optó por cerrar el micrófono, para evitar molestias mayores en plena sala judicial.

El atacante es nativo de Sudáfrica y obtuvo su nacionalidad el pasado 2017. "Dios bendiga a los EE UU. ¡Al final americano!", habría publicado en sus redes sociales. Actualmente se dedica a los negocios y al entrenamiento físico.

 

Te recomendamos en video