Después de 20 años, una mujer se reencuentra con el niño que encontró enterrado vivo en una tumba

Hace dos décadas Azita Milanian rescató a un bebé que encontró enterrado vivo en una tumba poco profunda. 20 años después se reencuentran.

Los Ángeles Times ha reseñado la conmovedora historia de Matthew Whitaker, un bebé que fue enterrado vivo a pocas horas de su nacimiento.

Hace 20 años, Azita Milanian, estaba trotando en Altadena, California, cuando uno de sus perros se detuvo y comenzó a arañar la tierra.

La mujer se acercó y lo que vio la dejó en shock, de la arena sobresalían dos pequeños pies en un agujero poco profundo.

De inmediato, Azita comenzó a cavar y encontró a un bebé recién nacido de 7 libras envuelto en una manta. Aun tenia el cordón umbilical unido.

Matthew Whitaker Bebé rescatado

Rápidamente lo limpió para quitarle la tierra de su boca y nariz para evitar que se asfixiara.

En 1998, Milanian declaró a la prensa “Me agarró la muñeca y dejó de llorar” ella le suplicaba que no muriera.

Luego de superar el impacto inicial, la mujer llamó al 911 y recibió ayuda del Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles.

El bebe fue recibido en el Hospital Huntington Memorial de Pasadena y más tarde fue adoptado.

Dos décadas después, el bebé es un joven robusto que lleva por nombre Matthew Whitaker y es estudiante de periodismo en Arizona.

Milanian, muchas veces intentó encontrar al pequeño que había salvado pero no tuvo éxito. Ella se involucró con causas de ayuda a huérfanos.

Cuando Matthew se convirtió en un adulto, sus padres adoptivos le dijeron la verdad de su origen.

Azita Milanian y Matthew Whitaker

En un giro inesperado, un productor del famoso programa radial “On Air con Ryan Seacrest” escuchó la historia y logró un reencuentro entre los dos personajes de la conmovedora historia.

Tras dos décadas, Azita y Matthew volvieron a verse. La mujer rompió en llanto al ver al joven. Ambos visitaron el lugar donde ella lo encontró.

Whitaker agradeció a Milanian el haberlo salvado ya que ese lugar se habría convertido en su tumba.

Ambos quedaron en contacto y se reunirán nuevamente en la graduación universitaria de Matthew.