Una madre asegura que su hijo murió al racionar su insulina por el alto costo

Una mujer en Minnesota perdió a su hijo a causa del alto costo de la insulina, ahora quiere luchar para que sus precios bajen.

En Minnesota, Estados Unidos, una madre que perdió a su hijo apenas un año está luchando para que los precios de la insulina bajen.

Nicole Smith-Holt asegura que el año pasado perdió a su hijo Alec, de 26 años, por una ketoacidosis diabética. Ella cuenta que el joven tuvo que racionar su insulina por su alto costo.

En un reporte de Kare se dio a conocer que Alec fue dejado fuera del seguro de sus padres el 1 junio de 2017. Su madre asevera que sus cuentas medicas estaban por encima de los 2 mil dólares.

El hijo de Nicole, fue encontrado muerto en su apartamento el 27 de junio de ese mismo año, ella asegura que “Duró 27 días sin cobertura”.

El fin de semana, Smith-Holt, junto con otras familias, protestó en el Capitolio de Minnesota exigiendo que se bajen los precios de la insulina.

Los presentes también solicitaron que exista más transparencia de las compañías farmacéuticas en cuanto a los altos costos de los medicamentos.

De acuerdo con la Asociación Americana de Diabetes, cerca de 7,5 millones de americanos necesitan insulina, los análisis muestran que su costo se ha triplicado entre 2002 y 2013.

Para Smith-Holt este fue el primer Día de las Madres sin la presencia de su hijo y asegura que ha sido desgarrador.

“Debería estar con mi hijo”, fueron sus palabras. “No debí haberlo enterrado a tan corta edad. Ningún padre debería enterrar a sus hijos”.

James Holt, esposo de Nicole, contó que en este momento debían estar haciendo planes para festejar, pero aunque su hijo no está, “seguiremos peleando hasta que lo logremos”, señaló.