¡Impresionante! Se abre la Tierra en una isla de Hawaii

Es la decimoséptima fisura que se abrió sobre el volcán Kilauea, desde el pasado 3 de mayo

Una nueva fisura masiva se abrió en el volcán Kilauea, de Hawaii, lanzando ráfagas de roca y magma este domingo por la tarde, mientras amenazaba casas cercanas dentro de una zona donde las autoridades acababan de ordenar una evacuación.

La fisura, una vívida hendidura de magma con vapor y humo saliendo por ambos extremos, fue la decimoséptima que se abrió sobre el volcán desde que comenzó a erupcionar el 3 de mayo, destruyendo decenas de casas y forzando a miles a abandonar sus hogares en la Gran Isla de Hawaii.

Vista desde un helicóptero, la brecha parecía tener unos 1000 pies (300 metros) de largo, fracturando un costado de Kilauea, un volcán de 4,000 pies de altura (1,200 metros) con un lago de lava en su cumbre.

Un par de casas se encontraban a unos 100 metros debajo de la fisura en la ladera.
Mientras tanto, otras fisuras continuaron arrojando humo sobre las casas en Pahoa, en el punto occidental de la Isla Grande de Hawai, la mayor de las islas hawaianas.

"Es un rugido casi constante similar a un 747 a todo gas intercalado con explosiones ensordecedoras e impactantes que arrojan 100 libras de bombas de lava a 100 pies en el aire", dijo Mark Clawson, de 64 años, que vive cuesta arriba desde la última fisura.

Los funcionarios de Defensa Civil ordenaron el domingo a las personas que viven en Halekamahina Road a evacuar y estar alertas a las emisiones de gases y las salpicaduras de lava. Los sitios turísticos cercanos fueron cerrados a las operaciones para conservar el agua y permitir que las operaciones de emergencia se concentren en los residentes.

El pasado viernes el presidente estadounidense Donald Trump emitió una declaración de desastre presidencial para la isla grande de Hawaii.

El gobernador de Hawaii, David Ige, explicó que la declaración significa que habrá asistencia federal disponible, ya que el estado cubre los costos asociados con carreteras, parques públicos, escuelas y tuberías de agua dañadas. Los fondos también cubrirán los costos para los geólogos y el personal de seguridad en los controles de ruta.

Te recomendamos en video