Cómo ser exitosa en una carrera dominada por los hombres

Yaneza Bravo de Mujer Emprende Latina comparte sus cosejos para destacarse en una carrera tradicionalmente asociada a los hombres

Colaboración de Mujer Emprende Latina

Confieso que es un reto trabajar en una carrera dominada por los hombres. Para lograrlo, tenemos que fortalecer nuestra autoconfianza, superar la negatividad que evitan que alcances tu potencial y vencer el miedo al fracaso. Las mujeres tendemos a luchar con una falta de confianza desproporcionada, contrario a los hombres que suelen tener la autoestima muy alta. La falta de creencia en nuestro propio valor y en nuestra capacidad de lograr lo que deseamos, modera y reprime nuestra ambición. ¿Cómo podemos lograr que más mujeres desarrollen confianza en sí mismas y asciendan brindando, en consecuencia, más modelos inspiradores, mentoras y patrocinadoras?

“Parte del problema es que en nuestro esfuerzo de demostrar nuestra pasión y compromiso en un trabajo o compañía, pensamos que debemos aceptar lo que nos ofrecen porque, de lo contrario, se irían con alguien más. Pero hacer eso envía un mensaje subliminal erróneo a nuestros patronos. Prefiero actuar según el principio de que obtienes lo que pagas. Y yo valgo cada centavo". Lea Goldman, Redactor jefe en Lifetime & FYI.

Enfrentar los miedos. Te ayudará a desarrollar confianza en ti, en cualquier área de la vida. Las mujeres solemos sobreestimar los riesgos y subestimarnos a nosotras mismas, pero cuando nos plantamos en medio de una situación y trabajamos en su solución, descubrimos que no había nada que temer.

“Mi mayor obstáculo ha sido la voz en mi cabeza, a la cual llamo ‘mi molesta compañera de cuarto’. Me gustaría que alguien inventara una grabadora que pudiera incrustarse en el cerebro para grabar todo lo que nos decimos. De ese modo, comprenderíamos cuán importante es detener los pensamientos negativos. En otras palabras, expulsar sabiamente a la molesta compañera de cuarto”. Arianna Huffington, Fundadora & CEO de Thrive Global.

Realizar cambios en tu vida. Sabemos que no es fácil, sobre todo si se trata de desarrollar nuevos hábitos o destrezas. Sin embargo, podemos desarrollar una mentalidad de crecimiento que nos ayude a enfrentar las luchas, aprender de los errores y salir adelante. ¿Qué necesitamos para lograrlo? ¡Perseverancia!

"Cuando escuchamos sobre personas exitosas, solemos escuchar sus grandes logros, pero no los errores que cometieron ni los fracasos que experimentaron a lo largo del camino. De hecho, la mayoría de las personas exitosas a lo largo de la historia son los que han enfrentado enormes fracasos. Esto no es una coincidencia. Las personas que logran grandes hazañas, en el área que sea, saben que el fracaso no es un escollo, sino un trampolín hacia la ruta del éxito. No existe el éxito sin riesgos y fracaso. A menudo, fallamos en ver esta verdad porque los resultados son más visibles que el proceso. Vemos el éxito final y no los muchos fracasos que llevaron al mismo". Tal Ben-Shahar, autor de Choose the Life You Want.   Desafiar expectativas sociales. La clave para lograrlo es ser fieles con nosotras mismas, encontrar nuestra voz y no temer ser considerada ‘agresiva’.

“Sé tú misma y ten confianza en lo que haces. Has llegado donde estás porque has trabajado duro y perseverado. No te conformes con la idea que tengan los hombres de cómo debe lucir una líder”. Hilary Genga, Fundadora y CEO de Trunkettes.

Tener mujeres seguras de sí mismas en todas las áreas de la vida no hará que desaparezcan mágicamente los prejuicios, pero logrará empoderar a otras mujeres para que no acepten ni propaguen inconscientemente los prejuicios, se postulen para posiciones más altas e, igual que los hombres, tomen más riesgos.

“Lo más importante para mí fue reconocer lo que yo quería, en lugar de escuchar lo que los demás me decían que debía hacer. Mi estilo es lanzarme y actuar, y mientras más lo hago, más excitante es la vida”, Katie Rae, Co-fundadora & Directora creativa de The Establishment.

Puedes ver el artículo original aquí

Te recomendamos: