¿Por qué las orquídeas del Ecuador enamoran a turistas e inversionistas?

La especie única atrae a visitantes, científicos e inversionistas que llegan a Ecuador fascinados por su belleza.

Ecuador es considerado “País de las orquídeas”. Desde el 2013 ostenta este nombre por la gran presencia de la especie.

La línea ecuatorial, Cordillera de los Andes y corrientes marinas han creado el hábitat perfecto para florecer a estas plantas.

Más de 4.032 especies han sido clasificadas dentro del territorio del Ecuador, según el Informe Nacional para el Convenio sobre la Diversidad Biológica.

El crecimiento de la flora permitió la ampliación de la oferta de rutas turísticas que atraen a observadores del orquídeas.

Los lugares mas visitados son: el orquideario de Mindo en Pichincha, Jardín Botánico de Quito, Reserva Orquideológica el Pahuma, reserva ecológica Maquipucuna, entre otras.

En la región de Azuay también se encuentran orquidearios como el de Ecuagenera y Ecuaflor en Paute.

Turismo atraído por la belleza natural

Se ha establecido una relación directa entre el incremento de visitas al país relacionada con la observación de las orquídeas.

Por ejemplo, en 2017, mas de 70 mil personas visitaron el Jardín Botánico de Quito.

Mientras que en el primer trimestre de 2018 ya supera las 50 mil visitas.

La reproducción artificial de estas plantas, ha permitido generar un mercado que permite la comercialización de forma local e internacional.

Un ejemplo del crecimiento de este sector es Ecuagenera, un empresa familiar que produce y conserva esta especie.

Durante un año, esta empresa puede cultivar alrededor de 51 mil plantas destinadas a la exportación.

El principal mercado de este producto son los Estados Unidos, donde el negocio representa ingresos por cerca de 800 mil dólares.

Sin duda la belleza de las orquídeas atraen las miradas del mundo y en Ecuador se han convertido en una fuente de turismo e ingresos de manera sustentable.