"La Manada", condenados a 9 años de prisión por abuso sexual y no por violación

La sentencia fue de 9 años cuando debieron ser 25 años

La sentencia de la Audiencia de Navarra fueron 9 años de prisión a «La Manada» por ser culpables de abuso sexual. Fueron cinco jóvenes quienes agredieron sexualmente a una madrileña que ahora tiene 20 años en los Sanfermines de 2016.

Jose Ángel Prenda, Ángel Boza, Antonio Manuel Guerrero, Alfonso Jesús Cabezuela y   Jesús Escudero Domínguez fueron encontrados culpables. Su sentencia como autores del abuso sexual es de 9 años, un alejamiento de la víctima a más de 500 metros durante 15 años, 5 años de libertad vigilada, y 50 mil euros de indemnización entre todos los condenados.

Sin embargo el fallo del juez ha causado polémica en las calles de España. Esto dado que los están acusando con el delito de abuso sexual y no de violación. Esta diferencia resta 16 años a su sentencia por lo que ha ocasionado la indignación de su población.

“No es abuso, es violación” son las pancartas que están recorriendo las calles.

Lo que sucedió dos años atrás

La declaración de la joven que en ese entonces tenía 18 años fue “Estaba totalmente en shock, no sabía qué hacer, quería que todo pasara rápido y cerré los ojos para no enterarme de nada y que pasara rápido”. 

La fiscalía pedía a los cinco acusados, autodenominados La Manada 22 años de prisión por la agresión sexual, por grabarla en video con un celular, y por robo con intimidación, ya que hurtaron el celular de la joven para que no pudiera pedir auxilio.

Apenas fue considerada agresión sexual porque existió “la violencia mínima” y se dio una “intimidación gravísima que impidió la defensa de la víctima” con hombres por delante y por detrás.

La defensa de los acusados fue negar durante todo el juicio sus acciones. Ellos aseguraban que todo había sido una sesión de sexo en grupo entre jóvenes. Sostuvieron que en las grabaciones no había imágenes “de asco, ni dolor, ni sufrimiento” de la víctima.

Según los letrados, “el vídeo recogido por los acusados no demuestra que se trate de una violación en grupo, sino todo lo contrario, porque el comportamiento de la víctima no es el de quien está siendo violada contra su voluntad”.

El juicio a La Manada se ha convertido en un símbolo de la lucha por los derechos de las mujeres y el atropello de éstos mismos.

Te recomendamos en video: