Muerte y violencia marcan temas del rapero QBA que desapareció con ácido a estudiantes mexicanos

El asesinato de los jóvenes conmueve a México.

Violencia, sexo, drogas y muerte. Las letras del rapero QBA destilan violencia, semejante al que usó para no dejar evidencias de los cuerpos de Javier Salomón Aceves Gastélum, Marco Ávalos, y Daniel Díaz, tres estudiantes de cine que desaparecieron el 19 de marzo en el municipio Tonalá y que él roció con ácido para no dejar evidencias de sus cuerpos.

Según resultados preliminares de las investigaciones preliminares, el crimen presuntamente fue perpetrado por ocho integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación, dos de los cuales ya fueron capturados: Gerardo “N” y Omar “N”, este último el rapero cuyo canal en Youtube suma más de 60 videos y 121 mil suscriptores.

El rapero QBA confesó su participación en el crimen a las autoridades. Los jóvenes fueron torturados y presuntamente confundidos con miembros de otros cartel de drogas.

El asesinato de los jóvenes conmueve a México. No hay explicación lógica para semejante crimen. El martes unos 800 estudiantes salieron a las calles a protestar y exigir que se pare la violencia.

Los manifestantes se concentraron en el céntrico Paseo de la Reforma en Ciudad de México y marcharon hasta el ministerio de Gobernación (Interior)para exigir justicia y que sea esclarecido el caso.

Letras violentas

"Estoy rodeado de pensamientos muy raros", es parte de la letra de su tema Descansa en paz donde hace apología al crimen y muestra a una persona atada y ensangrentada que luego asesina.

“Soy un hijo de la chingada, me convertí en un desmadre”, canta en Me Gusta Caminar Por El Vecindario, tema que suma más de 5 millones de reproducciones.

“Sé que me estoy perdiendo y ya no sé ni dónde voy”, canta el rapero en un video en el que aparece rodeado por mujeres que se drogan y hombres armados.

“Sé que ya no valgo nada (…) Me gusta la loquera, balaceras y las putas”, añade la letra cargada de lenguaje soez y violencia.

Sanguinarios

Cifras oficiales apuntan que hasta 2017 se contabilizaban en México 33.513 personas desaparecidas.

Los criminales grabaron un cortometraje en una casa que era propiedad de una banda rival al Cártel Jalisco, cuyos miembros llevaron a las víctimas a dos fincas, una en Lechuza 8991, y otra en Amapola 450, en la que los cadáveres habrían sido disueltos con ácido.

Presidente de México

El presidente de México Enrique Peña Nieto expresó sus condolencias por el "atroz" triple crimen.

Te recomendamos en video: