Inició el conteo regresivo para la boda real de Meghan Markle y el príncipe Enrique

El príncipe Enrique y Meghan Markle están a menos de un mes de casarse y marcar historia en Inglaterra con su boda real

Queda menos de un mes y toda la planificación para la boda real entre el príncipe Enrique y su prometida Meghan Markle avanza en los detalles finales. Inglaterra se mantiene  a la expectativa, mientras los novios y los invitados trabajan en la preparación de los especiales outfis que deben lucir en este día tan especial.

Las invitaciones fueron repartidas hace varias semanas; su elaboración estuvo a cargo de Barnard & Westwood, la empresa que cuenta con la Orden Real de Impresión y Encuadernación por instrucciones de la reina de Inglaterra Isabel II desde 1985.

“El Príncipe Harry y la Sra. Meghan Markle están enormemente agradecidos por los muchos y buenos deseos que han recibido desde que anunciaron su compromiso. Esperan con ilusión el gran día y poder compartir sus celebraciones con el público, por eso quisieron compartir los siguientes detalles sobre su boda, que tendrá lugar el 19 de mayo”, refería un comunicado oficial emitido desde el Palacio de Kensington.

Entre los invitados resaltan Elton Jon, David y Victoria Beckham, las integrantes de las Spice Girls, quienes además estarían amenizando la recepción de la boda real, Abigail Spencer, Priyanka Chopra, Serena Williams, entre otras personalidades.

Un total de 600 personas estarían invitadas a la boda real, que tendrá lugar en la Capilla de San Jorge y en el St George's Hall se desarrollará la recepción oficial, organizada por la Reina de Inglaterra para lo cual se ha destinado un presupuesto de más de 37 millones de euros, sólo 30 en costes de seguridad. Además unas exclusivas 200 serán invitadas a una recepción organizada por el Príncipe Carlos, padre del novio, en Frogmore House.

Aunque una boda real siempre genera muchas expectativas, ya se ha anunciado que la del príncipe Enrique y Meghan Markle será mucho más sencilla, por su lejanía al trono, según la línea de sucesión. Sin embargo, los futuros príncipes merecen vivir un día muy especial del cual será testigo Inglaterra y el mundo entero, pues ya se pronostica como la boda del año.

"La pareja quiere que el día de su boda sea celebrado por sus amigos y familiares. También quieren que el público forme parte del día y se sienta parte de la celebración. Actualmente estamos trabajando para ver cuál es la mejor forma gestionarlo", reza el comunicado.

Gran expectativa se genera también sobre el vestido que lucirá Meghan Markle, cuyo diseñador es guardado como secreto de sumario. Varios nombres de marcas y diseñadores han sonado como posibles responsables, entre ellos el de Alexander  McQueen, Inbal Dror, Erdem, Ralph and Russo y Elie Saab. Pero habrá que esperar el día 19 de mayo para conocer el afortunado que guardará en su book el honor de haber elaborado un vestido a la esposa del príncipe Enrique o Harry.

Meghan y Harry han decidido que su luna de miel sea en Namibia, un país que guarda para ellos una simbología social muy especial. The Sun habría publicado que el campamento Hoanib Valley en Kaokoland recibiría durante varios días a los nuevos príncipes, miembros de la realeza de Inglaterra.

Te recomendamos en video: