Soñaba con ser famosa en las redes sociales y terminó tras las rejas por traficar drogas

Una joven canadiense traficaba drogas a cambio de un millonario viaje para tomarse selfies que publicaba en Instagram.

El sueño de ser famosa en el mundo 2.0 terminó con cárcel para Melina Roberge, una joven de apenas 24 años.

La mujer que fue detenida en Australia, donde se le incautó una considerable cantidad de cocaína a bordo del crucero de siete semanas en 2016.

El barco navegaría desde Gran Bretaña a Irlanda, Bermudas, Colombia, Panamá, Ecuador, Perú, Chile y Australia, destinos donde la joven planeaba fotografiar su fabuloso estilo de vida.

Estas vacaciones de ensueño representaron un costo de 187 mil dólares y la llevó directo a la cárcel.

En el caso están involucrados dos pasajeros canadienses que junto a Roberge se declararon culpables de transportar la sustancia.

Los delincuentes fueron detenidos en el Puerto de Sidney gracias al trabajo de la policía del lugar y los perros antinarcóticos.

El cargamento es un récord en cuanto a drogas incautadas en un crucero que llega a Australia.

Vida ficticia y peligrosa

Durante el juicio, Melina no dejaba de llorar cuando escuchó su sentencia a ocho años sin posibilidad de libertad condicional.

La jueza australiana Kate Traill, dijo durante el juicio que este era un episodio muy triste.

“Fue seducida por un estilo de vida y la oportunidad de publicar glamorosas fotos en Instagram de su travesía alrededor del mundo” sentenció.

La jueza también hizo referencia al mundo actual donde los jóvenes miden su vida por el numero de likes de sus publicaciones.

Las publicaciones de Roberge fueron borradas de la red social, luego de su detención.

Al terminar su condena será deportada a su país de origen.

Durante el juicio, la ahora condenada a prisión expresó que se dio cuenta muy tarde de que había arriesgado demasiado por unos cuantos selfies en lugares exóticos para ganar likes y atención.