Lo pillaron con las patas en la masa: atrapan a gato que ingresaba celulares a la cárcel

El animal llevaba un saco amarrado a su cuello, en el que portaba teléfonos móviles y aparatos vinculados a éstos, como cargadores y audífonos

La Policía Penitenciaria de la cárcel La Reforma, en Alajuela, Costa Rica, atrapó a un gato entrenado para transportar celulares a los presos.

Según informó RT, al momento de la captura, el animal llevaba un saco amarrado a su cuello, en el que portaba celulares y aparatos vinculados a éstos, como cargadores y audífonos.

Las autoridades aseguran que el gato pasó por un costado del penal, saltó una malla y caminó hasta un sector de mínima seguridad.

El hecho levantó las sospechas del personal policial, por lo que decidieron seguir al animal. Sin embargo, éste se metió dentro de una alcantarilla para esconderse, por lo que tuvieron que esperar a que saliera de su refugio.

De acuerdo con las informaciones, se trataría del segundo felino que atrapan en la misma situación en sólo un mes, pues el primer caso se registró el 22 de marzo.

El director de la Policía Penitenciaria, Pablo Bertozzi, señaló que el entrenamiento de animales es una práctica que utilizan los reos para trasladar aparatos dentro de la cárcel, lo que les permite cometer crímenes desde el interior del recinto.

"Nuestra preocupación es lo que implica y significa a nivel de delincuencia el ingreso de celulares. Esto permite la continuidad de acciones delictivas desde las cárceles", expresó Bertozzi.

Tras la captura, el gato se dio a la fuga, al igual que el otro felino atrapado en el mes de marzo.