Una grieta que se abrió en Kenia partirá el continente africano en dos

La grieta ya alcanza los 15 kilómetros de largo

Una grieta de varios kilómetros de largo, y 15 metros de profundidad, se ha abierto en la carretera de Mai Mahiu a Narok, en Kenia, acorde a información contenida en el diario Daily Nation.

Otras grietas han aparecido cerca del pueblo, un importante paso hacia la reserva natural de MaasaiMara, después de semanas de lluvias, inundaciones y temblores. De momento, la carretera de Mai Mahiu-Narok se ha reparado y se han rellenado algunas partes de la grieta con rocas.

Eliud Njoroge Mbugua, vecino de la localidad, vio cómo la grieta le abría el piso de su casa “Mi mujer pidió ayuda a gritos para que los vecinos vinieran a ayudarnos a llevarnos nuestras pertenencias”. Días después, el edificio donde habitaba tuvo que ser demolido.

El geólogo David Adede ha explicado en Daily Nation que es probable que la grieta estuviera rellena de cenizas volcánicas del cercano monte Longonot, y que las últimas lluvias podrían haberlas lavado, lo que habría facilitado la aparición de la fractura.

Adede alertó que las grietas podrían extenderse con el pasar de los días, empeorando al situación la temporada de lluvias que se avecina “La gente debe tener cuidado especialmente cuando llueve. (…) Las fracturas corren en línea recta, así que puedes prever por donde van a pasar. Si ves una grieta viniendo hacia a ti, aléjate”.

La gran división

La geóloga Lucía Pérez Díaz, investigadora en la Universidad Royal Holloway de Londres, dijo que en el plazo de decenas de millones de años la tensión separará las placas y el océano acabará rellenando el hueco resultante. Entonces, el continente africano será más pequeño y aparecerá una gran isla en el Océano Índico con partes de las actuales Etiopía, Somalia y el cuerno de África. Esto ocurrirá muy lentamente y nadie podrá percibirlo, pero habrá grandes terremotos y aparecerán importantes grietas repentinamente.

Te recomendamos en video: