Un teléfono móvil delata al asesino de una chica de 16 años

El asesinato de la joven Lisvette sacudió al barrio de Tetuán en Madrid, meses después los datos de un teléfono móvil delatan a su asesino.

La tecnología resolvió un crimen más

Una vez más la tecnología ayuda a resolver un crimen. Luego de meses de investigación el teléfono móvil de Francis Guzmán de los Santos lo ubica en la escena del crimen de la menor de edad.

La joven dominicana fue encontrada muerta el 1 de noviembre en su domicilio de la calle Panizo del barrio madrileño de Tetuán.

Desde el inicio de las pesquisas Guzmán fue interrogado, en principio dijo no conocer a la víctima, semanas después sería encontrada una llamada entre ambos el día antes del asesinato.

Aunque al inicio las sospechas se dirigían hacia el ex novio de la víctima, que había desaparecido, los investigadores encontraron interesantes datos en el registro de llamadas de Lisvette.

 

Un giro sorpresivo en la investigación

El GPS del teléfono móvil del señalado de 20 años, lo ubica en la escena del crimen entre las 18:41 y las 20:06 coincidiendo con la hora de la muerte de la joven.

La policía supo que el también dominicano preparaba su huida hacia su país, según indica la abogada de la familia de Lisvette, identificada como Elena Sanz.

Un crimen que causó conmoción

Lisvette fue asesinada el 1 de noviembre de 2018, su cuerpo fue encontrado por sus padres. No había signos de violencia en el cuerpo de la joven, ni evidencia de agresión sexual.

El entorno de Lisvette fue investigado por la policía incluyendo a Guzmán quien aseguró no tener relación alguna con la chica.

Te recomendamos en video: