"Me consolaba cada noche": la confesión del papá de Gabriel sobre la asesina de su hijo

El padre del pequeño confiesa que jamás hubiese sospechado de su pareja cuando ella era la que lo consolaba

Los padres del pequeño Gabriel Cruz, Ángel Cruz y Patricia Ramírez, han dado declaraciones en rueda de prensa con motivo de la publicación de los resultados más detallados de la autopsia del pequeño. El dato más contundente y determinante es que el niño murió dos horas después de comer, esto significa que no hubo un largo cautiverio o que no se extendió su sufrimiento.

Te recomendamos la siguiente nota: Los resultados de la autopsia de Gabriel Cruz

Ante esa conclusión los padres del niño asesinado por Ana Julia Quezada, expresaron sentirse más tranquilos pues durante los 11 días que la asesina escondió el cadáver, en sus mentes rondaban ideas de si había sido abusado, si había sido sometido, si estaba en cautiverio o si sufría de alguna manera, todo quedo descartado, pues el pequeño murió en un lapso de tiempo corto desde que desapareció.

Ángel Cruz, confesó que nunca había sospechado de su pareja, era ésta más bien la que lo consolaba después que el niño desapareció. Cruz considera esto el peor de sus actos después de haber matado a su hijo, pues una cosa era asesinarlo y otra fingir que nada había pasado, al punto de compartir la cama todos los días y nunca asomar ni una señal de ser la culpable de la lamentable tragedia.

Te recomendamos en video: