Denuncias de pedofilia y prostitución de menores encienden alarmas en el fútbol

El prestigioso deporte ve cómo varias denuncias manchan su imagen

Denuncias de pedofilia y prostitución de menores en las divisiones juveniles de dos importantes clubes de fútbol argentino ensombrecen el prestigio de este deporte en la nación sureña.

Hace dos semanas, directivos del club Independiente hicieron la primera denuncia ante la justicia, luego de que uno de los jóvenes le contara sobre los abusos al psicólogo del equipo, pero las investigaciones se extendieron ahora a River Plate y Temperley.

"Si esto no lo paramos, va a seguir pasando. Los pedófilos aprovechan las necesidades de los chicos, como tener unas zapatillas de marca conocida o un celular nuevo, para hacerles tener sexo", declaró a la prensa María Elena Leuzzi, titular de una ONG de ayuda a víctimas de abusos.

Leuzzi, de 64 años es presidenta y fundadora de la Asociación de Víctimas de Violación (Avivi) que patrocinó este martes la denuncia judicial de una médica por tres casos de abuso sexual en River, ocurridos entre 2004 y 2011.

La médica, no identificada por seguridad, dijo que hubo abusos de dos adolescentes de fútbol y dos jugadoras de voleibol.

Vulnerables 

Adolescentes que se alojan en la pensión de Independiente en Avellaneda (periferia sur de Buenos Aires) eran inducidos a prostituirse a cambio de dinero, zapatillas de fútbol o incluso calzones.

Por ese caso hay hasta ahora seis personas detenidas, entre ellas un árbitro.

La policía inspeccionó también las instalaciones de River. La médica y un psicólogo del club dieron testimonio ante la fiscalía.

"Estas cosas suceden en contextos de grupos vulnerables. Muchos de los chicos de las ligas inferiores vienen de las provincias y han sido separados de sus familias", dijo Oscar Mangione, quien fue psicólogo en Boca Juniors.

Los grandes clubes argentinos tienen pensiones donde alojan a chicos traídos de las provincias que sueñan con ser profesionales.

Te recomendamos en video: