“Me trataron como una delincuente”: mujer denuncia que guardias del Metro la agredieron

"Aún tengo miedo, rabia, pena e impotencia", dijo la mujer que consiguió con otros pasajeros videos para sustentar su denuncia.

“La gente trataba de defenderme, pero ese matón de azul me tenía contra la pared”. Así es parte del traumático relato de Romina Muñoz, quien se desahogo a través de Facebook luego de la pesadilla que vivió en la estación Cal y Canto del Metro de Santiago, tras “cometer el error” de pedir ayuda para una pasajera no vidente.

La mujer cuenta en su post, el que ha sido ampliamente compartido en redes, que llegó a la estación cerca de las 20 horas y cuando vio a una persona no vidente, pensó en solicitar ayuda a la asistente de estación más cercana para que la orientara a su destino.

“A mi lado a una asistente de metro con su celular, le pedí gentilmente si podía ayudar a subir a la señora al vagón del metro y me contestó de una manera grosera, y fue ahí donde cometí el error más grande y que aún me tiene mal, le tomé una foto”, relata Romina en su texto.

Tras tomar la imagen, la mujer intentó subir al vagón que se encontraba en la estación pero “la asistente de metro como ellos le llaman me saca del pelo y me dice: no te vas a ir porq está prohibido sacar fotos”.

hoy, más o menos a eso de las 20:00 hrs, después de haberle comprado el vestido a mi ahijada para su bautizo, caminé…

Posted by Romina Muñoz Figueroa on Tuesday, April 3, 2018

Después de eso y tras reclamar, según cuenta “llegaron más de 5 guardias y me empezaron a agredir sin saber ciertamente lo q pasaba, no entendía nada ! me trataron como una delincuente 🙁 dejaron hematomas entiendo mis brazos, la gente trataba de defenderme, pero tenían rodeado a este matón de azul que me tenía contra la pared”.

Romina relata que llamó a Carabineros, pero cuando estos llegaron y solicitaron las imágenes para corroborar la historia, el personal de la estación afirmó que “desaparecieron o según ellos la cámara no grabó el momento”.

Sin embargo, la mujer consiguió los registros de otros pasajeros que grabaron lo que sucedía y los compartió junto a su denuncia.

“Gracias a las personas q grabaron y me hicieron llegar estas imágenes podré defenderme y denunciar, gracias a Dios aún hay gente buena que me ayudó, me dió agua para calmarme y sus números en caso de necesitar testigos. aún tengo miedo, rabia, pena e impotencia”, concluyó la mujer.

A través de Twitter, Metro de Santiago se comunicó con Publimetro y aseguró que están realizando una investigación interna para aclarar lo sucedido.