Crónica de un desprecio: así han sido los desplantes entre las Reinas Letizia y Sofía

La relación entre la Reina actual y la Reina Madre de la monarquía española ha tenido sus roces a lo largo de los años.

La historia entre Letizia y Sofía se remonta al inicio de la relación de la periodista con el heredero al trono. Parece que las diferencias entre ambas han estado marcadas por los antecedentes de Letizia. Este ha sido el orden cronológico de los desplantes entre ellas a lo largo de los años.

Divorciada antes de la relación con Felipe

A finales de los 80, Letizia inició una relación exitosa con Alonso Guerrero Pérez, un profesor de Lengua y Literatura del Instituto Ramiro de Maeztu de Madrid, ambos se mantuvieron juntos por una década hasta que decidieron casarse en 1998. El matrimonio duraría poco más de un año, ya en 1999 Letizia era una mujer divorciada, un tema que se sometería a juicio una vez aspirara ser parte de la corona.

El compromiso que inició el camino de desplantes

En noviembre de 2013 fue anunciado de manera inesperada el compromiso entre Letizia y el Príncipe de Asturias, Felipe de Borbón. Esto fue una verdadera sorpresa pues no era de conocimiento público que existiera algún nexo entre ellos. Este arrebato del príncipe causó molestias en la Casa Real sobre todo tomando en cuenta la procedencia de Letizia, era periodista y estaba divorciada, dos elementos que generaban incomodidad y comentarios en la monarquía española.

La boda que hizo oficial lo inevitable, tendríamos nueva reina

El 22 de mayo de 2004, Felipe y Letizia se unieron ante la Catedral de Santa María la Real de la Almudena de Madrid. Fueron invitadas 12 casas reales reinantes así como 12 casas reales no reinantes. Este tipo de protocolo impuesto causó la primera molestia de Letizia, por ser una mujer de medios luchó por modernizar en la medida de lo posible el evento. Terminó siendo uno de los eventos televisivos más vistos en España en la última década. Letizia se acopló, sabía que debía soportarlo si quería ser reina algún día.

No hubo heredero, la descendencia queda en mujeres

La unión de Felipe y Letizia se tradujo en dos hijas, la primera en llegar fue Leonor en 2005, a la que se le adjudicó el título de Princesa de Asturias. Por ser la primogénita, es la siguiente en la línea para ser reina, pero esto podría cambiar si nacía un niño, pues la ley otorga el poder a los varones. Esto no sucedió, en 2007 nació Sofía, con el título de infanta de España, con dos hijas Felipe aún podría procrear al heredero, de ser varón, le quitaría el derecho a sus hermanas. Este compromiso impuesto ha sido uno de los temas más álgidos para Letizia, existen las teorías que se negó a tener más hijos, quiere que sus hijas tenga la opción de ser monarcas.

Reina consorte, la primera victoria de Letizia

El 2 de junio de 2014, el gobierno español anunció la abdicación del rey Juan Carlos I, hecho inédito en la historia contemporánea de España. Felipe VI era el nuevo rey proclamado y Letizia, finalmente, la nueva reina. Sofía dejaba de ser Reina después de 38 años, finalmente Letizia tendría la autonomía que soñaba.

Sofía, se mantiene como Reina, le guste a quien le guste

Aunque fuera proclamada Reina Consorte, Letizia no gozó de aceptación del pueblo español. Asimismo, a Sofía le fue concedido el título de Reina vitalicia o Reina madre, una dignidad que le permite seguir ejerciendo funciones trascendentales de la familia real. Esto convirtió en una ilusión el poder de Letizia.

Letizia, la Reina, al menos de sus hijas

Aunque la corona aún le dé poder a Sofia, Letizia tiene un poder que ninguna ley puede regular, es la madre de las herederas y desde entonces ha bloqueado diferentes acercamientos de Sofía, diferentes reportes indican que Letizia le prohibió a sus hijas aceptar los dulces de su abuela, así como prohibió a la servidumbre notificarle a la Reina Madre, cuando las herederas están haciendo cualquier tipo de actividad.

Te recomendamos en video: