Dos hermanos secuestraron a sus parejas y su mamá los encubrió

Un caso más de violencia hacia las mujeres

La localidad de Bahía Blanca, en Argentina, fue testigo de un hecho atroz, cuando dos hermanos identificados como Fernando Rubén Benítez y Gonzalo Benítez, usaron su vivienda para secuestras, maltratar brutalmente y violar a sus parejas, dos chicas argentinas que en contra de su voluntad fueron retenidas en el sitio. Todo esto mientras la madre de ambos agresores, María Ester Llanos, de 65 años, conocía los hechos y no reportó nada a las autoridades.

Las mujeres permanecieron aisladas en la casa de los agresores ubicada en el Barrio Latino, fue allí cuando después de unos días, una de las mujeres logró escapar. Se trataba de la pareja de Fernando, que fue vista deambular en las calles por un familiar que la socorrió y reportó los hechos al diario Clarín. El estado de la joven era deplorable, había sido hallada con diferentes señales de violación sexual,  un estudio más extenso comprobó que había sufrido un derrame cerebral productos de los golpes que recibió en la cabeza.

Al realizarse el reporte, las autoridades acudieron de inmediato a la vivienda donde hallaron a la segunda joven, la pareja de Gonzalo, estaba inconsciente y fue remitida a un centro hospitalario. Ambos jóvenes fueron detenidos con cargos como tentativa de feminicidio, abuso sexual y privación de libertad, la madre también fue detenida por no dar parte a las autoridades. Las chicas fueron identificadas como Aldana García y Andrea Santa Cruz.

Te recomendamos en video: