Diputada Maite Orsini sobre modificación a reglamento de aborto: "Implica un retroceso histórico y una vergüenza para nuestra democracia"

Entérate aquí cómo afecta a los derechos de las chilenas.

Tras conocerse la modificación al protocolo de objeción de conciencia de la ley de aborto en tres causales, por parte del Ministerio de Salud, diversos sectores políticos y organizaciones se están manifestando.

Este cambio es preocupante debido a que a menos de un mes desde que asumió el gobierno en curso, la ley fue modificada a puertas cerradas.

Para la diputada Maite Orsini, quien entregó junto otras parlamentarias un requerimiento a Contraloría, esta modificación significa dar un pie atrás en lo que se avanzado en esta temática en Chile.

"Este reglamento implica un retroceso histórico y una vergüenza para nuestra democracia. El gobierno desconoció una mayoría social que ya se expresó en el Congreso y ahora restringe las opciones de mujeres que necesitan interrumpir sus embarazos en tres causales dramáticas", dice.

"Esperamos que Contraloría declare lo evidente: este nuevo reglamento va en contra del espíritu de la ley y lesiona las mayorías expresadas en el trámite legislativo", agrega.

Además, la abogada recomienda consultar las implicancias del reglamento en los planes de isapres y en caso de que se nieguen las prestaciones, presentar un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones que corresponda.

¿A quiénes perjudica más?

Según Carolina Carrera, sicóloga y presidenta de Corporación Humanas, organismo que llamó a una movilización en rechazo a la nueva medida, la que también calificó como un retroceso y poco una iniciativa poco democrática que afecta a las mujeres de clase media.

"Lo grave es que llevamos años con un debate social y pese a que el 70% de la población estuvo de acuerdo con el aborto en tres causales, pero el gobierno entrante está poniendo dificultades, lo que no nos parece democrático, ni justo", indica.

"Es un retroceso, pues para apelar a la objeción de conciencia institucional hoy día no se requieren de fundamentos como antes se solicitaban", agrega.

En la práctica, para la organización, las más afectadas por este cambio sustancial dentro de la ley de aborto en tres causales, son las mujeres afiliadas al sistema privado de salud.

"Esto establece mayores trabas para las mujeres, especialmente para las de clase media, las que tienen sistema de isapre y si además tienen un plan cerrado (convenio con clínica), tienen problemas para atenderse", agrega Carrera.

Hasta la Corporación Humanas han llegado un par de casos de mujeres a las que las clínicas se han negado a realizar el procedimiento, obligándolas a deambular por centros médicos.

"Las clínicas privadas son las que se están amparando bajo la objeción de conciencia, pero también centros privados que reciben recursos estatales y eso si que no debería suceder", finaliza.

Te recomendamos en video: