Yulexis Sosa, el hombre que asesinó a su pareja por serle infiel

No solo la asesinó, también le prendió fuego

Yulexis Sosa Rodríguez de 40 años y Lianet Ruiz de 24 años, nacieron en Cuba pero hicieron vida en Miami, ambos eran originarios de una comunidad al norte de Cuba. Pese a tener 16 años de diferencia, empezaron una relación en su país natal. Decidieron mudarse a los Estados Unidos y continuar juntos. Todo marchaba bien en la relación y en un punto dieron el siguiente paso, se convirtieron en padres de una niña.

Al poco tiempo del nacimiento de su hija, la relación empezó a deteriorarse y finalmente se separaron. La comunicación entre ambos era continúa, algunos reportes policiacos coinciden que a lo largo de la relación vivieron diferentes episodios violentos hasta el domingo 18 de marzo, ese día, según declaró Sosa, recibió un mensaje de texto de Ruiz en el que ella le confesaba que le había sido infiel cuando aún vivían en Cuba.

Al momento de recibir este mensaje de texto que despertó su ira, Yulexis Sosa se encontraba en Miami mientras que Lianet, se encontraba en su residencia en West Palm Beach, unas 72 millas los separaban. Molesto por enterarse de esa manera del episodio, Sosa decidió manejar y el lunes 19 de marzo que llegó a la vivienda de Lianet para enfrentarla, allí una álgida discusión se convirtió en agresiones físicas.

Sosa golpeó a su expareja y madre de su hija en el rostro, una lesión grave que pudo descompensar a la mujer y tumbarla en el piso. También la golpeó en la cabeza y el cuello, sus brazos presentaron moretones.

La mujer intentó escapar, los vecinos se dieron cuenta del episodio y fueron testigos del momento en que Lianet quiso huir de su agresor, al querer salir de la casa, Sosa la agarró fuertemente por el cabello y la empujó para las inmediaciones de la vivienda. Sosa había enloquecido y segado por la ira, tomó un líquido inflamable que se presume era gasolina y empezó a incendiar la vivienda, los vecinos trataron de interceder pero recibieron amenazas. Fue allí cuando decidieron hacer la denuncia a las autoridades.

Lianet se encontraba dentro de la vivienda y en algún momento los golpes que recibió produjeron su muerte, las llamas ya empezaban a consumir su hogar y su agresor había decidido incendiar también los vehículos cercanos. Los cuerpos policiales se hicieron presentes, Lianet ya había muerto, su cuerpo estaba rodeado por mucha sangre. Sosa intentaba escapar por una ventana de la casa en llamas. En el momento del incidente se presume que la hija en común estaba fuera de la vivienda probablemente en el colegio, se desconoce si algún familiar se hará cargo de la menor.

Te recomendamos en video: