Mujer denuncia que su hijo desapareció; después confiesa que lo mató

Las razones que la llevaron a hacerlo son increíbles

Palpalá, Jujuy, es una tranquila localidad ubicada al noreste de Argentina que esta semana registró un hecho que conmocionó a la comunidad. Lo que parecía el caso de un niño extraviado terminó siendo una gran tragedia. Todo inició cuando Cecilia Gómez se acercó a la comisaría del pueblo el lunes 19 de marzo, sus intenciones eran reportar que su hijo estaba perdido, un menor de tres años que había desaparecido bajo su supervisión.

Durante sus declaraciones, empezaron a surgir contradicciones y hechos poco probables que hicieron que la mujer se sintiera nerviosa, la policía notaba que algo no estaba bien y bajo presión fue acorralada para finalmente confesar lo peor, ella misma había asesinado a su hijo Alexis Mamani de tan solo 3 años de edad, no obstante haciendo algo realmente despreciable con el cuerpo.

Después de perpetuar su crimen, la mujer decidió arrojar el cuerpo del pequeño al Río Zapla, de donde fue rescatado ya en estado de descomposición. El cuerpo del niño fue sometido a una rigurosa autopsia para comprobar las causas reales de la muerte. Presentaba lesiones provocadas por golpes en diferentes áreas. Diego Cussel, fiscal a cargo de la investigación, comentó:

"En un principio se descartaría la muerte por sumersión, el examen forense determinó que el niño de tres años tiene muchos golpes en la cabeza, en la cara y marcas de rasguño en el rostro. Las causas del deceso fueron por un traumatismo encéfalo craneal y asfixia".

Aunque ya todo lo ocurrido es bastante retorcido, surgieron nuevos datos sobre el caso, pues la madrastra de la asesina, Mabel Miranda, dio parte a la policía sobre lo que ella consideraba la causa del delito. Miranda sostiene que la pareja de Gómez había abusado de sus dos hijos y que por esta razón, más una depresión severa, había decidido encubrirlo eliminando al pequeño que presentaba rastros del abuso.

Un miembro del cuerpo policial que investiga el caso, Alejandro Bossatti, confirmó que si hay indicadores médicos en el cuerpo del pequeño para asegurar que fue víctima de abuso sexual antes de morir. La pareja aún por identificar está siendo investigada y solicitada sin éxito por los momentos.

Te recomendamos en video: